Reprueba oposición a la nueva directiva del PRI en Oaxaca

sábado, 29 de diciembre de 2007
OAXACA, Oax , 28 de diciembre (apro)- La fracción parlamentaria de Convergencia lamentó que el gobernador Ulises Ruiz haya premiado a un "represor", en referencia al arribo de Jorge Franco Vargas --exsecretario de Gobierno durante el conflicto que detonó en el 2006-- a la presidencia estatal del Revolucionario Institucional (PRI), El líder de la bancada, Benjamín Robles Montoya, manifestó que a Franco Vargas se le ubica como uno de los promotores de la represión contra el magisterio oaxaqueño desatada la madrugada del 14 de junio de 2006 Mientras el diputado Zenén Bravo Castellanos, quien participó en las movilizaciones de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), consideró que esa decisión "busca proteger a quien en estrecho contubernio con Ulises Ruiz Ortiz envió a policías para reprimir a los mentores" Manifestó su suspicacia de que en medio de un proceso de investigación que realiza la Suprema Corte "el PRI-gobierno trate de proteger a este represor" En el mismo tenor se expresó el presidente del Consejo Estatal del Partido Convergencia, Benjamín Robles Montoya, quien recordó que Franco Vargas atizó una atmósfera de amenaza y prepotencia desde que era secretario de Gobierno Y es que "él mismo reconoció, al dejar el puesto, que lo hacía por graves errores y para propiciar la gobernabilidad que Ruiz Ortiz necesitaba para mantenerse en el Ejecutivo" Insistió en que el gobernador tuvo que exigir una serie de renuncias en el PRI estatal para que Franco Vargas asumiera la directiva tricolor y evitar con ello un eventual castigo por la represión a militantes de la APPO Robles Montoya añadió que el conflicto popular seguirá latente mientras Franco Vargas sea protegido por el gobernador y el PRI Finalmente Convergencia se pronunció por que el nuevo dirigente del PRI rinda cuentas ante el pueblo oaxaqueño de su actuación en el 2006 como funcionario de gobierno

Comentarios