La de Bejart, la mejor escuela de danza del mundo

lunes, 3 de diciembre de 2007
México, D F, 3 de diciembre (apro)- Una de las mayores inquietudes de Maurice Bejart fue crear su propia escuela de danza Ahora, después de su muerte acaecida la semana pasada, ésta seguirá funcionando puntualmente a cargo de Giles Roman Con un presupuesto de 25 millones de euros anuales, la escuela recibe a jóvenes adolescentes entre los quince y los dieciséis años Cada estudiante recibe un registro y debe de presentar una carta tutorial de sus padres aceptando que se dedique de tiempo completo a la carrera de la danza No hay manera de hacer estudios paralelos ni de asistir a otras escuelas para cursar la preparatoria Como sucede en las principales compañías de danza en el mundo, la de Maurice Bejart exige el ballet como técnica fundamental de expresión Es por ello que en la escuela se exige que los aspirantes realicen un examen de ballet de gran rigor Las mujeres deben de dominar su danza sobre las puntas Si se aprueba el examen de ballet, el cual, se dice, es dificilísimo, entonces se pueden presentar improvisaciones de contemporáneo o de variaciones libres de repertorio de ballet Esta prueba no dura más de dos minutos y se exige para poder calibrar las cualidades de movimiento, la personalidad y el temperamento de cada candidato Entonces se pasa a la segunda selección, la cual se hace a partir de la danza contemporánea Específicamente ejercicios al centro Para muchos incursionar en la danza contemporánea es una experiencia nueva y desconocida, por lo tanto lo que se evalúa es su capacidad de adaptación a otro lenguaje corporal, su velocidad de aprendizaje de una nueva forma de movimiento De forma aparente esta prueba es el filtro más severo por el que atraviesan los bailarines Los que logran pasar a la tercera etapa tienen que hablar con el director (hasta su muerte era el propio Bejart quien los entrevistaba) sobre lo que piensan de la vida y del mundo que los rodea Un maestro de canto les pide que canten y determina la tesitura de cada uno de los nuevos integrantes de la escuela Según los maestros de la escuela, los principiantes nunca logran pasar la prueba de contemporáneo Al mismo tiempo, la apariencia física y la presentación de los bailarines a las audiciones y fuera de ellas es fundamental, incluso inciden en ese punto: La danza es una profesión donde el cuerpo es el instrumento Es necesario tener una sólida constitución y no tener problemas de peso (gordura u anorexia) para poder estar en ella Durante los años de estudio la escuela enfatiza mucho la diferencia entre que a uno le guste la danza a querer dedicarse a ser bailarín profesional Los alumnos permanecen todo el día en la escuela y comen su lunch ahí, el cual es preparado con base en una dieta equilibrada de pescado, carne y vegetales Le enseñanza incluye el ballet como técnica fundamental Las técnicas Limón y Graham en contemporáneo; y danzas tradicionales de África o la India El horario de trabajo es de 8 de la mañana a 8 de la noche En algunas ocasiones toman clases especializadas de circo, teatro El arte marcial kendo se enseña tres veces a la semana de forma obligatoria porque "permite la concentración, el espíritu de lucha y predecir lo que los otros pueden hacer" Las clases, impartidas por famosos y reconocidos maestros internacionales son totalmente gratis Esta fue una condición específica que el propio Bejart estableció desde el origen de la escuela Es por ello que es subsidiada por el propio Ballet Laussane, de la Ciudad de Laussane, Suiza, y algunos otros benefactores Actualmente 90% de los chicos que estudian ahí obtienen contratos profesionales a penas salen de la escuela No les dan títulos ni obtienen grados académicos Son bailarines profesionales y no tienen nada que ver con la burocracia Esto, justamente al revés de México, donde se insiste en que la profesionalización de los bailarines reside en que les den un título que pueden colgar en la pared de su casa Y por supuesto, los egresados jamás obtienen trabajo como bailarines profesionales y se dedican a cualquier cosa menos a bailar

Comentarios