Nuevo León: Terror en San Nicolás

lunes, 3 de diciembre de 2007
Monterrey, 3 de diciembre (apro) - Considerado como el municipio con mejor índice de calidad de vida de la población en México y nicho residencial de la clase pudiente y de la clase política regiomontana, San Nicolás de los Garza comienza a padecer los mismos problemas urbanos de las grandes metrópolis El más inquietante, sin duda, el de la seguridad pública Y es de septiembre a la fecha sobrevino una racha de crímenes y robos de autos que mantienen atemorizada a la población de esa próspera ciudad Ni siquiera las propias autoridades municipales han escapado a la ola de violencia que azota a ese municipio, de 500 mil habitantes Apenas el pasado fin de semana, el alcalde panista, Zeferino Salgado Almaguer, recibió una amenaza de muerte y, la madrugada del pasado domingo 25, el director de Policía Municipal, Camilo Ramírez, fue víctima de un atentado en su propia casa En la refriega, uno de los uniformados que resguardaban el inmueble, recibió varios impactos de bala que lo tienen moribundo en el hospital De acuerdo con las autoridades policiales, detrás de los robos de automóviles se encuentra una banda comandada por Erick Alvarado Muñoz, alias "El Gato", de 26 años de edad, supuesto expistolero del cartel del Golfo La policía le atribuye el robo de al menos 100 de las 130 unidades que han sufrido las agencias automotrices del 9 de septiembre al 17 de noviembre El pasado martes 20 de noviembre, el director de la Policía Municipal, Camilo Ramírez, presentó directamente ante la Procuraduría General de la República (PGR) una denuncia de hechos, en la cual reveló los domicilios donde suponía que los delincuentes ocultaban los vehículos robados Luego de la denuncia, la PGR realizó varios cateos en los municipios de San Nicolás y de Escobedo, al norte de Monterrey, en los que se recuperaron más de 50 vehículos robados En la cajuela de uno de esos automóviles fue encontrado un hombre que, días después, fue identificado como Alfredo Ocampo, un cantante de música grupera conocido como "Fredy, el Zar de la Cumbia", quien fue asesinado a golpes La ola delictiva continuó sembrando el terror en San Nicolás, y dos días después, el 22 de noviembre, por la noche, fue acribillado José Guadalupe Báez Hernández, de 40 años de edad, jefe de la Unidad Especializada en Robo de Vehículos, de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), a las puertas de su domicilio, ubicado en el fraccionamiento Balcones de Anáhuac, segundo sector, en el municipio de Escobedo Como respuesta al crimen, la AEI detuvo al jefe de la Policía de Escobedo, Samuel García, y a cinco uniformados de esa corporación, como presuntos cómplices Sin embargo, García fue liberado dos días después Dos de sus subalternos, Víctor Ruiz García y Pedro Reyes, permanecen arraigados y se les investiga por el asesinato En los primeros minutos del domingo 25 de noviembre, la casa de Camilo Ramírez, en calle Delta 189 del fraccionamiento Viejo Roble, fue baleada por desconocidos que hirieron al policía Fernando Solís Ocañas, quien se encontraba en el exterior a bordo de una patrulla El inmueble donde vive Ramírez perteneció anteriormente al narcotraficante José Reyes Ipiña, detenido en el 2005 por agentes federales y enviado a Estados Unidos por solicitud de la DEA que lo buscaba por trasiego de narcóticos en aquel país El comandante Camilo dijo que desconocía a quién pertenecía la casa que ahora habita El alcalde Zeferino Salgado reveló este martes 27 de noviembre que tanto él como su jefe de policía, han recibido amenazas "por parte de algún grupo delictivo" "Se han hecho algunos señalamientos tanto a mi persona como a la del Secretario de Seguridad", confirmó el alcalde, quien encabeza en el PAN de Nuevo León el llamado Grupo San Nicolás Protestan federales Por si la ola delictiva no fuera suficiente, la noche del lunes 26 y la madrugada del martes 27 de noviembre, unos 40 agentes de la Policía Federal Preventiva (PFP), acamparon frente al cuartel de Seguridad Pública del estado en protesta porque el gobierno del estado no otorgó "condiciones dignas" para que se establecieran en San Nicolás, a donde fueron comisionados para apoyar el operativo Nuevo León Seguro La protesta de los agentes federales ocurrió horas antes de que el presidente Felipe Calderón visitara Monterrey, la capital del estado, para participar en un foro empresarial Los agentes que hablaron ante los medios de comunicación relataron que desde el referido lunes, cuando llegaron a la entidad, procedentes de Saltillo, Coahuila, el gobierno estatal se ha negado a proporcionarles un "trato digno" Los 40 agentes movilizados a esta plaza no tenían habitaciones disponibles y cuando fueron notificados que pasarían la noche en camas del Consejo Tutelar para Menores, indignados, decidieron trasladarse al cuartel de la SSP estatal y en un espacio para la cochera acomodaron sus maletas y tendieron sus bolsas para dormir "Varios ya tenemos cinco meses aquí y siempre batallamos para encontrar dónde dormirnos No tenemos ni siquiera un lugar para hacer nuestras necesidades, no es justo", dijo con acento sureño uno de los agentes, quien se cubría el rostro con una capucha negra Se quejaron también de que no tienen chamarras y ropa de invierno En respuesta a la manifestación, el secretario de Seguridad Pública de Nuevo león, Aldo Fasci Zuazua, aclaró que el gobierno del estado "da alojamiento y comida a más de mil 500 efectivos federales; y les proporciona vehículos y otras herramientas" "La secretaría de Seguridad Pública del estado refrenda su compromiso de continuar trabajando en coordinación con las autoridades federales en los operativos conjuntos que se realicen, de la misma forma en la que lo ha hecho hasta ahora porque sabemos que los beneficiados son los ciudadanos nuevoleoneses, a quienes nos debemos", afirmó a través de un comunicado En tanto, la tarde del 29 de noviembre, desde la tribuna del Congreso local, el diputado Miguel Ángel García criticó el mal trato que el gobierno del estado dio a los agentes federales y propuso un exhorto de la Legislatura a Fasci Zuazua para que "brinde facilidades" y les dé alojamiento, comida y vestido adecuado a los agentes inconformes "Con estas actitudes, tal parece que el gobierno del estado pretende que los elementos federales no hagan bien su trabajo y que esto permita que la delincuencia se siga adueñando de nuestro estado, pues los citados elementos no cuentan siquiera con un lugar en donde dormir, ni asearse, ni tampoco donde satisfacer sus necesidades fisiológicas, lo que sin duda puede llegar a mermar su desempeño", argumentó el diputado Actualmente, mil 500 agentes de la PFP se encuentran comisionados en la entidad, como parte del operativo Nuevo León Seguro Aún así, la selecta población del municipio de San Nicolás de los Garza vive con la angustia de formar parte de las estadísticas criminales

Comentarios