Frenan las lluvias los trabajos para romper el "tapón" en el río Grijalva

miércoles, 5 de diciembre de 2007
Tuxtla Gutiérrez, Chis , 4 de diciembre (apro)- Al cumplirse un mes del "mini-tsunami", provocado por el deslizamiento de un cerro que bloqueó el cauce del río Grijalva entre las presas Malpaso y Peñitas, los obreros, a cargo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), paralizaron sus labores, debido a las fuertes lluvias que han caído en la región en las últimas horas Hoy concluyó apenas la primera etapa de la apertura del canal, por el que se espera que, a mediados de este mes, empiecen a correr las aguas del río Grijalva, paralizadas desde la noche del pasado 4 de noviembre La apertura del canal no significa que se haya sacado todo el sedimento de unos cuatro millones de metros cúbicos que cayó sobre el cauce del Grijalva, pues en los 21 días de trabajo sólo se han extraído 560 mil metros cúbicos del millón 200 mil que se pretenden retirar para que empiece a fluir el agua almacenada rumbo a la presa Peñitas Las 106 máquinas pesadas, además de camiones, retroexcavadoras y dragas; tres helicópteros; 17 lanchas; seis pangas y otros 90 vehículos ligeros, así como los más de 700 obreros que trabajan en dos turnos las 24 horas del día en el "tapón", dejaron de trabajar, debido a que el aguacero impedía continuar las labores Las lluvias generaron que los trabajadores suspendieran sus labores, debido a que la humedad podría ocasionar otro derrumbe sobre el canal Se espera que esta misma noche deje de llover y se reinicien las labores para desbaratar el "tapón" Diariamente, los obreros extraen unos 25 mil metros cúbicos de tierra En la zona del "tapón" hay trabajadores de la CFE, Pemex, médicos y enfermeras del IMSS, elementos de la Marina, de la Comisión Nacional de Agua (Conagua), rescatistas de la Subsecretaría de Protección Civil del gobierno estatal y obreros de la empresa Ingenieros Civiles Asociados (ICA) El deslizamiento del cerro ocurrido el pasado 4 de noviembre hizo que la presión sobre el río Grijalva levantara una ola inicial de hasta casi 50 metros de altura, que arrasó con el pequeño poblado de Juan De Grijalva En el lugar, el "mini-tsunami", como lo calificó el gobernador Juan Sabines, arrasó 61casas, por lo que los 289 de sus moradores fueron enviados a un albergue ubicado en la cabecera municipal de Ostuacán Inicialmente, se informó que había 25 desaparecidos Hasta ahora se han encontrado los cuerpos de 19 personas Los pobladores de Juan De Grijalva se encuentran en el albergue instalado en la escuela secundaria técnica número 52, en la cabecera municipal de Ostuacán, en espera de que les terminen de construir sus casas provisionales El gobierno del estado les prometió construir sus casas en una "cuidad rural"

Comentarios

Otras Noticias