Podrán recuperar sus bienes las víctimas del "Mochaorejas"

martes, 13 de febrero de 2007
México, D F, 12 de febrero (apro)- Familiares de las víctimas del secuestrador Daniel Arizmendi López, "El Mochaorejas", podrán recuperar sus bienes si acreditan su legítima propiedad y comparecen antes de 90 días ante el juzgado segundo de distrito en materia de procesos federales, en el Estado de México Según un edicto de fecha 17 de enero de este año, publicado este lunes en el Diario Oficial de la Federación, las víctimas del "Mochaorejas" que no realicen la reclamación dentro del plazo señalado, perderán su derecho sobre tales bienes La relación de bienes incautados al secuestrador abarca una finca, 14 casas, diez vehículos, 65 joyas, además de 293 mil dólares y 185 millones de pesos mexicanos, y que hoy un juez federal dio a conocer, con el propósito de que sus dueños originales acrediten su propiedad y los reclamen, antes de ser subastados Conforme al edicto, se advierte a los interesados que deberán acreditar la propiedad de uno o más bienes en un plazo no mayor a los tres meses El conocido secuestrador, que cortaba las orejas a sus víctimas, acumuló una riqueza insospechada De los inmuebles que se mencionan en el edicto, cinco se ubican en la Ciudad de México y diez en Morelos, que se convirtió en el centro de sus operaciones Entre las joyas incautadas destacan relojes de lujo de hombre y mujer, como Cartier y Mido; anillos, pulseras, cadenas y aretes El dinero señalado se encuentra depositado en diversas cuentas bancarias La relación también incluye dos cajas de seguridad del Banco HSBC, aunque no se especifica su contenido Conforme al Código Penal federal, si los objetos o valores decomisados no son reclamados por las víctimas, serán subastados públicamente "El Mochaorejas", un expolicía que encabezaba una banda de secuestradores que llegaba a cortar orejas o dedos de sus víctimas para presionar a los familiares, fue detenido en agosto de 1998 en los límites de la capital con el Estado de México Arizmendi purga actualmente una condena por secuestro en un penal mexiquense de máxima seguridad

Comentarios