Después de ti, señorita Julia

lunes, 5 de febrero de 2007
México, D F, 5 de febrero (apro)- En 1888 August Strindberg escribió La señorita Julia, obra que narra la pasión amorosa entre un hombre y una mujer en una noche de San Juan: un mozo de la casa y la señorita Julia, hija de los patrones, se involucran "amorosamente", con toda la carga que implica la diferencia de clases entre estos dos personajes Se trata de un texto que es, al mismo tiempo, una brutal historia de amor y un lamento por la promesa rota de una revolución social Ya en el siglo XX, el dramaturgo Patrick Marber escribió su versión de esta historia reubicada ahora en una casa de campo inglesa el 26 de julio de 1945 bajo el título Después de ti, señorita Julia, obra que actualmente se presenta en la Sala Xavier Villaurrutia, codirigida por la pareja de creadores (en la vida y en el escenario) Sandra Félix y Phillipe Amand Esta versión es definida por su autor como ser infiel y al mismo tiempo como un acto de amor La obra tiene toda la esencia de Strindberg, la anécdota es básicamente la misma, pero Marber la hace más contemporánea, donde la noche que celebran los protagonistas no es la de San Juan, sino la del triunfo del Partido Laborista inglés después de 14 años de gobiernos conservadores Marber acentúa el conflicto de clases al plantear los acontecimientos con la paradoja de la celebración del acontecimiento político La señorita Julia se queda a festejar con los sirvientes en lugar de ir a la gran conmemoración con su padre Todo acontece como en la obra original de Strindberg, pero el lenguaje de Marber, sus diálogos, son mucho más violentos, más actuales y crudos Por otra parte el personaje de Cristina, la cocinera, tercera en un triángulo amoroso, "prometida" de Juan, el chofer de la casa, se vuelve mucho más fuerte, con una mayor ingerencia en la historia Quienes hayan conocido la película Closer, de Marber, recordarán que toda la obscenidad está en un lenguaje trasgresor, en la forma de decir las cosas, lo que en el caso de Después de ti, señorita Julia, vuelve a la obra más acorde a la vida de nuestro tiempo, a diferencia de los pasajes escritos por Strindberg que ahora podrían resultar melodramáticos Sin embargo el texto de Strindberg sigue siendo una historia apasionante y maravillosa, aunque con pasajes que ruborizaban, no por fuertes sino por cursis Por eso en la versión de Marber encontramos esa parte contemporánea que plantea un amor más violento, acorde a la época que vivimos Seguramente Strindberg estaría muy agradecido con esta versión, porque cuando hizo La señorita Julia con su planteamiento naturalista lo que quería hacer era transgredir su época, hablar de las cosas crudamente, pero el paso del tiempo volvió a su texto un tanto meloso, velado, mientras Marber usa una forma de hablar mucho más directa A partir de estos elementos, con la escenografía e iluminación de Philippe Amand y las actuaciones de Marina de Tavira, Antonio Rojas y Milleth Gómez, lo que la compañía busca lograr es una síntesis basada en un lenguaje cinematográfico y pictórico, al grado de que algunas escenas son congeladas por momentos a la manera de un cuadro, aunque por momentos el ritmo es demasiado lento, para fragmentar esta historia que ocurre en un largo viaje de la noche al amanecer

Comentarios