Termina Wijk Aan Zee: Ganan Topálov, Radjábov y Aronian

lunes, 5 de febrero de 2007
México, D F, 5 de febrero (apro)- El primer torneo del año ha terminado Han ganado, compartiendo honores, el excampeón del mundo Veselin Topálov, empatado con el juvenil Teimour Radjábov y el armenio Levon Aronian Los organizadores no toman en cuenta los sistemas de desempates y han otorgado el primer lugar a los jugadores mencionados Para Radjábov es uno de sus más relevantes triunfos, mientras que para Aronian, es simplemente la confirmación de un jugador de gran clase Sin embargo, en el transcurso del torneo, un periódico alemán "Süddeutsche Zeitung", vía su reportero, Martin Breutigam, hizo algunos "descubrimientos" que hacen sospechar que quizás hay tramposos en el ajedrez al más alto nivel Desde luego que todo esto es especulación, pero veamos qué dice el autor de esta curiosa investigación en plena sala de juego del torneo Corus: Hace más de un año que se mantienen los rumores que el búlgaro Veselin Topálov a lo mejor se coronó Campeón del Mundo con medidas no permitidas en el Campeonato del Mundo 2005 en San Luis Su representante Silvio Danailov le podría haber comunicado jugadas examinadas por un ordenador, a través de señales clandestinas, de acuerdo a la sospecha, planteada, entre otros, por algunos de los demás participantes que no quisieron ser citados ¿Se trataba sólo de una teoría de la conspiración de unos malos perdedores? ¿O realmente es verdad y el ahora destronado campeón mundial de 31 años recibe pistas durante algunas de sus partidas de manera desapercibida? Y en caso afirmativo, ¿cómo? Topálov y Danailov han alimentado nuevas especulaciones con su comportamiento: quien haya observado a los dos durante las rondas dos y tres, desde luego pudo llegar a tener la impresión que tuvo lugar una comunicación sin palabras, sólo percibida por aquellos que les miraron con detenimiento en la sala de juegos El agente sale para hacer llamadas por teléfono En la segunda ronda, Topalov conducía las piezas blancas contra el seis veces campeón de Holanda Loek van Wely Hasta la fase de medio juego la partida transcurrió sin peculiaridades Esto cambió cuando el representante Danailov entró en la sala Durante la hora siguiente se repetía un curioso ritual: en cuanto Van Wely realizaba un movimiento, Danailov salía corriendo de la sala y sacaba su teléfono móvil de su chaqueta ¿Quizá sólo quería felicitar el cumpleaños a alguien? ¿Enterarse de las cotizaciones bursátiles? Pero también podría conversar por teléfono con alguien en cualquier sitio del mundo que estaba siguiendo la partida en directo a través de internet Sea como sea, Danailov, después de muy poco tiempo volvía a entrar en la sala, acercándose siempre al mismo rincón del área de espectadores y se ponía unas gafas, aunque hasta ahora nunca se solía presentar con gafas Topalov estaba sentado a la izquierda, desde el punto de vista de los espectadores, Danailov estuvo a la derecha, por detrás de una barrera en el anonimato del público, a unos 15 metros de distancia de Topalov En verdad, desde allí no podía ver nada de la partida, ni tampoco la pantalla que mostraba la posición de las piezas; sin embargo, desde el rincón se podía establecer un directo contacto mirándose a los ojos sin que Topalov tuviera que torcer la cabeza De hecho éste levantó la mirada cuando le tocó a él y en cuanto reconoció a Danailov en el rincón, solía colocar los codos sobre la mesa, cruzando las manos en la frente En esa postura pensativa parecía que tenía la mirada dirigida al tablero pero podría haber parpadeado por los dedos hacia Danailov quien de vez en cuando realizaba extraños movimientos En el movimiento 26, por ejemplo, se mordió el dedo pulgar y lo bamboleaba en la comisura de los labios derecha de un lado al otro A continuación, Topalov capturó un caballo con su alfil en la casilla c5 La mayoría de las veces, Danailov se volvió a quitar las gafas inmediatamente y se esfumó del rincón Aquel ritual se repitió en cuanto Van Wely jugaba: Danailov salió corriendo, habló por teléfono, volvió a entrar después pasados de uno a tres minutos, se acercó a dicho rincón, se puso las gafas Y mientras que Topalov tomaba la postura pensativa, su representante se rascó entre tres y seis veces por detrás de la oreja, se tocó las gafas con el dedo índice o realizó otro tipo de movimientos que parecían curiosos En el movimiento 31, volvió a meter el pulgar en la boca y Topalov comió un peón en d3 Tras 35 movimientos, Van Wely se rindió en una posición desesperada Más adelante se mostró que todas las jugadas que había realizado Topalov durante la fase decisiva, coincidieron con las jugadas preferidas por los usuales programas de ajedrez "Durante la partida de ninguna manera tenía la sensación de que algo raro estaba ocurriendo, pero sí que también me dijeron que Danailov se estaba comportando de manera muy sospechosa", comentó Van Wely Todo el asunto suena sospechoso, sin duda, además, si consideramos que el reportero alemán, simplemente registró lo que vio en la sala del torneo Sería sin duda lamentable enterarnos de que estos jugadores de gran clase hacen trampa, lo cual suena incluso descabellado Hay que señalar lo que el mismo Martin Breutigam dice: "Igualmente, durante los días siguientes no se repitió el ritual de las rondas dos y tres" Así que quién sabe Probablemente todo quede en una especulación imposible de probar, pero que suena extraño, sin duda que sí

Comentarios