Juez de Brownsville pospone el juicio contra Osiel Cárdenas

miércoles, 14 de marzo de 2007
México, D F, 13 de marzo (apro)- Con el fin de que "tengan el tiempo razonable para una efectiva preparación para los procedimientos del juicio", una juez federal en Brownsville, Texas, accedió hoy a posponer hasta el 5 de noviembre próximo el juicio contra el narcotraficante mexicano Osiel Cárdenas La magistrada Hilda G Tagle sólo rechazó que el juicio se clasificara como complejo Osiel Cárdenas, de 39 años de edad y quien fue extraditado por México el 19 de enero pasado, es considerado por las autoridades estadunidenses como el principal capo extraditado por el vecino país en los últimos años Cárdenas es acusado en el Distrito sureste de Texas de 17 cargos federales, incluido 10 por posesión con intento de distribución y contrabando de diversas cantidades de mariguana y cocaína Además, enfrenta cinco cargos por asalto y amenaza a agentes federales y locales, uno por lavado de dinero de más de 500 mil dólares y otro por mantener en operación una empresa criminal De ser declarado culpable, Cárdenas enfrentaría una sentencia de cadena perpetua y el decomiso de unos 300 millones de dólares Tanto la fiscalía como la defensa habían solicitado a la jueza, en una moción conjunta, certificar el caso como complejo, al exponer la gran cantidad de documentos a revisar y traducir y el alto número de testigos que deberán ser llamados "La corte encontró que sería inapropiado certificar este caso como complejo, porque esto serviría como base para retrasar el tiempo del juicio por cualquier contingencia" que pudiera surgir en un futuro, precisó Tagle La magistrada dispuso que la fecha limite para interponer mociones en el caso fuera ahora hasta el 15 de agosto próximo y, para responder a las mismas, hasta el 14 de septiembre La reunión final de las partes y de la jueza previa al juicio fue programada para el próximo 30 de octubre, y la selección del jurado para el 5 de noviembre, con lo que se dará inicio al juicio La fiscalía estimó que llamará a más de un centenar de testigos, muchos de los cuales están en prisiones federales en Estados Unidos; otros residen fuera de Texas y algunos, incluso, fuera del país

Comentarios