Hipnódromo: Casa de muñecas

lunes, 19 de marzo de 2007
ANDANZAS DE TALÍA México, D F, 19 de marzo (apro)- En 1876 Henrik Ibsen (1828-1910), figura central del siglo XIX noruego y sin duda la personalidad más ilustre de su país, escribió Casa de muñecas, obra que con su estreno en Alemania levantó revuelo, desató polémica y escandalizó a más de un hogar "honorablemente constituido" La vida del matrimonio Helmer, que Ibsen presenta al principio de la obra como un ejemplo de perfección y felicidad, va descubriendo poco a poco sus distintas facetas, sus rasgos psicológicos, para llevar al espectador, casi sin darse cuenta, a un desenlace sorpresivo A más de cien años de aquel estreno, José Antonio Cordero retoma este texto que ya es un clásico del teatro universal para ofrecer un espectáculo multimedia que inicia con la proyección de fragmentos de diferentes versiones cinematográficas de la obra de Ibsen La primera pregunta que se plantea el autor y director de este montaje es ¿qué pasaría si el teatro y la infraestructura teatral hubiesen cambiado a la par de la tecnología de entretenimiento de los últimos cien años, no sólo para conformar nuevos soportes o herramientas sino hasta infiltrar la naturaleza misma del fenómeno teatral? Cordero trata de dar una respuesta con su revisión de Casa de muñecas que viene a ser una especie de entretenimiento unplugged que sucede en directo, en vivo, en tiempo real, amalgamado a la tecnología que permite su transmisión en circuito cerrado o en forma de chat, entre muchas otras posibilidades Ganadora del proyecto México en Escena, esta propuesta surgió como un concepto teatral para un espacio alternativo, que en su primera temporada se presentó en el museo X-Teresa Arte Actual y actualmente se presenta en el Teatro Julio Castillo Las acciones se desarrollan en un mundo paralelo llamado hipnódromo, espacio de representación que reproduce una gigantesca casa de muñecas formada por cuatro pantallas, ubicado sobre el escenario, al que se integra parte del público asistente, donde se lleva a cabo la representación de Casa de muñecas en una adaptación que no sólo cuenta la vida de Nora, protagonista de la historia, sino también la vida de una actriz empleada de una corporación de entretenimiento La actitud transgresora y rebelde de este personaje consiste no sólo en llevar más allá de cualquier legalidad el amor por su marido, falsificar una firma y pedir un préstamo a un desconocido de mala reputación, sino también en decidir que el amor está por encima de todo, más allá de la exigencia a una actriz de verosimilitud, realismo y buen gusto Finalmente Nora no sólo se divorcia de su marido sino de la obra misma Hipnódromo es un espectáculo que habla a los jóvenes, grandes consumidores de televisión y de cine, en su propio lenguaje, que poco a poco se va deconstruyendo, dejando de lado los elementos tecnológicos, hasta quedarse con la esencia de la actuación teatral De igual forma desaparecen paulatinamente el vestuario de época, los elementos escenográficos, que definen una época y la situación económica y social de los personajes Al final sólo queda un grupo de actores, vestidos de blanco, hablando por ellos mismos, haciendo a un lado la trama original Es así como Casa de muñecas es representada como una película, como una telenovela, una comedia musical e incluso un reality show, tratando de abarcar todas las posibilidades modernas de representación, con las actuaciones de Mariana Gajá, Arturo Ríos, Alejandro Navarrete, Mercedes Hernández, Laura de Ita y Danáe Reynaud Romero

Comentarios