Movimiento, una revista venezolana en extinción

lunes, 19 de marzo de 2007
México, D F, 19 de marzo (apro)- Cuando se le pregunta al venezolano Carlos Paolillo cada cuándo sale su revista Movimiento, simplemente mueve la cabeza y contesta francamente: "Cada vez que se puede y siempre con la mejor calidad posible" Sin querer entrar en discusiones políticas sobre la situación que guarda la danza desde que Hugo Chávez llegó al poder, Paolillo lleva cinco años editando su revista y dice "no desesperarse" cuando pasan meses enteros sin que pueda trabajar en ella por falta de recursos Publicada gracias a un subsidio que le otorgan el Ministerio de la Cultura y el Consejo Nacional de la Cultura, la revista es editada por la Fundación Jóvenes Coreógrafos de Venezuela y Publicaciones de Danza AC El último número repartido por Paolillo en México corresponde a febrero del 2006 El sitio de Internet de la publicación se encuentra rezagado también Desde ese espacio de la red el crítico de danza afirma: "Intentamos una nueva experiencia alrededor de la teoría de la danza La revista Movimiento busca dar continuidad a nuestro ya largo quehacer dentro del campo de la información, la opinión y la reflexión alrededor de la danza escénica, considerada en sus distintas expresiones ideológicas y estéticas "Se trata de un nuevo proyecto que cuenta con la iniciativa conjunta de la Fundación Jóvenes Coreógrafos de Venezuela y la Asociación Civil Publicaciones La Danza, inédita plataforma institucional dirigida al fomento de la investigación de esta disciplina escénica y al estímulo de su producción editorial" En su origen la saga iba hacia la danza "como gran espectro: sus grandes hacedores, sus protagonistas fundamentales, su historia de múltiples matices, sus cimas creativas, sus nuevas tendencias conceptuales y formales, sus procesos de formación y experimentación, sus manifestaciones más relevantes en nuestro contexto nacional Todo pretende tener su espacio en estas páginas, que aspiran calidad y pluralidad" Pero desde hace más de un año que la revista no tiene apoyo Como sucede en una buena parte de los países latinoamericanos parece no existir un futuro claro para el desarrollo del arte y la cultura Mucho menos importante se ve un proyecto editorial sobre danza Más allá de cualquier ideología, es un hecho que en su momento Venezuela fue una de las potencias latinoamericanas que marcaron la danza mundial En la actualidad la gran danza venezolana sobrevive precariamente, algunos de sus principales coreógrafos han emigrado, otros permanecen tratando de seguir adelante, cada vez con menos oportunidades Es una lástima que Carlos Paolillo carezca de los recursos para seguir haciendo su revista con una continuidad elemental Su circunstancia es un buen aviso de lo que puede suceder en México donde apenas si existen unas cuantas revistas sobre danza, la mayoría de las cuales no se vende, no se distribuye y mucho menos se publicita

Comentarios