El vértigo de la riqueza

domingo, 4 de marzo de 2007
Nadie en el mundo tiene, como él, la capacidad para incrementar su riqueza de manera tan espectacular y en tan poco tiempo Ningún rey de los que aún quedan tienen una fortuna similar a la suya Jeques, sultanes y magnates petroleros, lo mismo que políticos y dictadores que se han adueñado prácticamente de sus países le envidiarían su chequera, que le ha permitido recorrer el mundo para hacer grandes inversiones, comprar compulsivamente empresas y aun voluntades políticas Hasta Bill Gates, por años el número uno de los multimillonarios del mundo, ve con asombro cómo este hombre se le acerca y le compite descarnadamente por ese puesto, expone Proceso en su edición 1583 Tan descollante ha sido el ascenso de Carlos Slim Helú en la élite de las fortunas descomunales que Forbes, la emblemática revista neoyorkina especializada en informar cada año acerca de las fortunas de hombres y mujeres en su World?s Richest People, hará una presentación estelar de este polémico empresario mexicano en su próxima edición La razón: según esta publicación, Slim es ya el segundo hombre más rico del mundo La fortuna del dueño del Grupo Carso ?con Telmex y América Móvil como puntas de lanza? pasó, en tan sólo un año, de 30 mil millones de dólares (monto que lo ubicaba en 2006 como el tercer hombre más rico del mundo, sólo después de Gates y Warren Buffett) a 54 mil millones de dólares Esta cifra es similar, para ejemplicar, a los ingresos petroleros del país en dos años Y si la fortuna que le atribuye Forbes fuera líquida y la tuviera a la mano, Slim podría comprar toda la producción económica de El Salvador y Nicaragua, pues el Producto Interno Bruto de estos dos países juntos apenas se acerca a esos 54 mil millones de dólares, explica el reportaje que aparece este domingo 4 de marzo en Proceso

Comentarios