Otra más

lunes, 5 de marzo de 2007
México, D F, 5 de marzo (apro)- ¡Eh, lectores!: mis estimados, la presente va dedicada a los que formen parte de una familia, esto es, a todos ustedes Motivo: que el cuatro de marzo se celebra el DIA DE LA FAMILIA, que no es más que otra fecha en el santoral publicitario comercial, según mi humilde opinión Curioso, por decir lo menos, le parece a este su servidor, que honorables asociaciones de la iniciativa privada crean que a golpes de spots, repetidos hasta el cansancio, se logre poner a flote a ese viejo barco, la familia, que hace agua por diversas vías en el crispado mar de la realidad que hoy vivimos ¿O sí será posible? ¿Qué piensan ustedes al respecto? En lo personal lo dudo Vean por qué Noticias que nos llegan todos los días por los diversos medios de comunicación, nos hacen saber que la familia es uno de los centros primarios de la violencia en el mundo de hoy, ya que en ella se practica la discriminación, generadora del resentimiento e incluso de la lamentable agresión Esas noticias nos enteran que hay familias capaces de abusar sexualmente de otros integrantes del grupo; de padres que venden a sus hijos; de hijos que son infelices porque su padre o su madre quieren más a otros de sus hermanos; de familiares capaces de vender a otro integrante del mismo núcleo e incluso de asesinarlo, bien sea por envidia, despecho o mezquinos intereses materiales Hechos en verdad atroces, pero que tristemente se vienen dando desde la antigüedad hasta en las mejores familias Para confirmar lo que digo, no hay más que recordar que la Biblia dice que Jacob, vivillo desde chiquillo, se aprovechó del hambre de su hermano Esaú para despojarlo de su herencia; que Rebeca, madre de ambos, engañó a su marido, a Isaac, para favorecer a su hijo preferido, Jacob Que Amnón, el hijo mayor del rey David, fue muerto por órdenes de Absalón, tercer hijo de David, por haber violado a Tamar, hermana de Absalón y media hermana del propio Amnón Que José fue vendido por sus hermanos a unos mercaderes de esclavos y que Caín asesino a su hermano Abel Y aquí le corto, pues creo que estos ejemplos demuestran lo suficiente lo que señalé más arriba A ésta penosa situación de origen, hay que añadir que entre los individuos de la iniciativa privada y los políticos que con tanto entusiasmo apadrinan el día de ese viejo navío ?la familia? con tantas vías de agua desde su origen, no faltan los que en vez de repararlas para mantenerlo a flote, se dedican a mandarle torpedos por debajo de su línea de flotación, como por ejemplo los empresarios y políticos, que obsesionados por la idea de la competencia competitiva, protestan, presionan y hasta intimidan para que no se aumenten los salarios aunque se hayan disparado al alza los precios de los bienes de consumo básico; los empresarios que no admiten en sus empresas a madres con hijos pequeños o mujeres embarazadas, que las hacen firmar contratos en los que se comprometen a renunciar al empleo si se embarazan, o simplemente las despiden si eso les ocurre; los caseros que no alquilan departamentos a matrimonios con niños; los políticos y empresarios partidarios de reformas de leyes de trabajo para que se pueda contratar a los obreros por tiempos determinados: por meses, semanas, días e incluso por horas, para que las empresas no quiebren y puedan ser incluso competitivas, dicen, aunque con ello los trabajadores, que todos son padres, madres, hijos o hijas, se vean sujetos a la precariedad del empleo y padezcan limitaciones y hasta recortes o retrocesos en sus derechos laborales Luego tenemos que la visión que se está imponiendo en el mundo, la visión empresarial de la historia, que por pragmática y totalitaria es proclive a caer --¡y cae!?en la subversión de los valores éticos al punto de llegar al absurdo de lo que los estudiosos alemanes del tema llaman Konsum ? identitat, esto es, la identificación y valoración de la personalidad con el de los objetos que ha podido hacer suyos, lo que ha llevado y está llevando a padres, madres, hijos e hijas, a familias enteras a un permanente y neurótico consumo de objetos Dos preguntas para terminar: personas sometidas a las presiones y situaciones como las expuestas en la presente, ¿pueden ser buenos tripulante de ese viejo y frágil barco de siempre ?la familia--?, ¿un bombardeo de spots es suficiente para reparar y llevar a buen puerto al mismo o hacen falta acciones más vigorosas y prácticas, como?? Ustedes tienen las respuestas, estimados lectores Y recuerden que callar de lo que se debe hablar, engendra silencios culpables Con mi sincero afecto LIGORIO D?REVUELTAS

Comentarios