Experto en estadística apoya petición de Proceso para contar voto por voto

lunes, 16 de abril de 2007
Monterrey, N L, 16 de abril (apro)- El especialista en estadística Salvador Borrego Martínez, consideró "saludable" que el Instituto Federal Electoral (IFE) abra los paquetes electorales, como lo ha solicitado la revista Proceso, para contar voto por voto y determinar quién obtuvo el triunfo en las pasadas elecciones "Por supuesto que sería útil y sería muy importante ver todo eso, pero no sé si se abra una brecha de legitimidad, porque es lamentable la situación en la que vive nuestro presidente La verdad siempre será un valor fundamental y saberla será importante, señaló el doctor en la materia por la Universidad del Sur de Dallas quien en su libro Crónica de una Sucesión Presidencial, anticipó que el "factor de la chachalaca" fue el definitivo para enterrar las aspiraciones del candidato del PRD "Habría algunos beneficios Hay qué recordar que López Obrador fue hasta generoso porque cuando hablaba de voto por voto dijo que así reconocería a Calderón, pese a todo lo que pasó en la campaña Estaba dispuesto a pasar todo por alto si había voto por voto y creo que la sangre no llegó al río fue por la actitud mesurada de López Obrador", dijo el especialista en estadísticas, quien siguió todo el proceso electoral y ahora concluye que tal vez nunca se conozca la verdad Borrego Martínez agregó que la diferencia de 56 por ciento en la votación con la que Felipe Calderón derrotó a Andrés Manuel López Obrador, no da un margen de certeza para conocer quién fue el verdadero triunfador "Ni siquiera Calderón o López Obrador saben quién ganó la elección Estadísticamente no puede haber una certeza si la tendencia ofrece un margen de error del dos por ciento y la diferencia es de 56", indicó "No tenemos instrumentos metodológicos para dar por buena la elección, salvo confiar en que los representantes de casillas hicieron bien su trabajo, pero hay una sombra de duda sobre ellos", señaló el también autor de Más Allá de la Encuesta Política "Tenemos una verdad legal solamente, y a ella nos atenemos y reconocemos a Calderón como presidente, pero la verdad científica no la tenemos Por eso, sacar conclusiones del proceso, como lo hacen algunos despistados, y concluir cómo se gana o se pierde una elección sobre la base de los resultados, es caer en un error", mencionó el fundador de SABA Consultores y quien se promociona como el primer cartógrafo político del país A decir de Borrego Martínez, quien cuenta con maestrías en matemáticas y educación, la gran pifia de las elecciones fue producida por el IFE y su incapacidad para armar un sistema de conteo rápido que pudiera ser dado a conocer públicamente al término de las elecciones "La única posibilidad que había para garantizar la certeza, al menos en el esquema formal, era el conteo rápido que contrató el IFE con unos científicos que calculó un tamaño de muestra gigantesco para garantizar que el margen de error fuera del 02 por ciento, como de una tercera parte de la diferencia con la que se definió la elección "Pero por un absurda razón, la noche del 2 de julio no nos dieron los resultados A las 11:00 de esa noche, el consejero presidente (Luis Carlos) Ugalde debió salir y darnos el resultado, pero no tuvieron la decencia de decir que se equivocaron o qué hicieron mal ¿Qué ocurrió? Tenemos qué hacer conjeturas Pudo ser que no les gustaron los resultados o los científicos se equivocaron", cuestionó Salvador Borrego, quien tiene más de 20 años de experiencia como encuestador, lamentó que no se le reconozca que antes de que las elecciones tuvieran su desenlace, él anticipó la caída en las encuestas de López Obrador como lo menciona en su libro, donde de detalla que luego del pronunciamiento de la "chachalaca" López Obrador comenzó a desplomarse en las preferencias, y Calderón a revivir, pese a que ya estaba acabado El libro le da seguimiento --como el diario de un analista, que efectuó en ese tiempo unas 35 mil encuestas telefónicas-- la campaña presidencial y el proceso electoral, desde el 23 de julio del 2003 hasta el 13 de octubre del 2006 En la página 284 de su libro, el académico refiere el capítulo titulado "Jueves negro para AMLO y luminoso para Calderón", en el que señala que ese día marca la debacle del tabasqueño Se menciona en el día 17 de marzo del 2006: "El día de ayer fue un día terrible para López Obrador y excepcional para Felipe Calderón Si el resultado del 2 de julio próximo resulta una derrota en una derrota para AMLO, seguramente será el 16 de marzo la fecha de inicio de la debacle" Ese día, en Salina Cruz, Oaxaca, López Obrador, quien ya hacía llamado a Vicente Fox por el mote despectivo, volvió a increparlo y le espetó: "¡Cállate, chachalaca!", instándolo a retirarse de la contienda electoral Borrego desglosa "lo que se aprecia en el prontuario político", luego de la declaración: 1 Felipe Calderón acortó su distancia con López Obrador en 769% para alcanzar el empate técnico en la intención de voto por candidato por partido o alianza 2 Felipe Calderón acortó su distancia con López Obrador 56% para alcanzar el empate técnico con la intención de respuesta espontánea o Top of Mind 3 Felipe Calderón acortó su distancia con López Obrador a 638% para alcanzar el empate técnico en el renglón del mejor político de México 4 López Obrador acortó distancia con Roberto Madrazo a 607% para alcanzar el empate técnico en el renglón del peor político de México El análisis de Borrego continúa ese día: "En el Top of Mind (respuesta espontánea) López Obrador registró el día de ayer una advertencia negativa al obtener 184%, que es el valor más bajo que registra desde el 20 de agosto del año pasado, cuando obtuvo 1764" Especifica: "El hipocentro, esto es, los grupos sociales que más influyeron en esta caída, quedó constituido de la siguiente manera: los ejecutivos, simpatizantes panistas y las personas a quienes no desinteresa la política" "También en el Top of Mind Felipe Calderón registró una alerta positiva al registrar 2451% de respuesta favorable en forma espontánea Es el valor más alto que registra desde el 15 de julio del 2003, cuando iniciamos esas evaluaciones" En conclusiones que el académico incluirá en una segunda edición de su libro, señala que la rijosidad fue sólo uno de los yerros del perredista: "No fue este el único error de AMLO, pero sí el más significativo, porque metió a Calderón a la pelea y fortaleció la imagen del presidente Fox El fenómeno otalis vetula (chachalaca) no explica, por sí mismo, el resultado electoral, pero evidentemente fue el factor desencadenante de la debacle de AMLO entre los mexicanos que cuentan con servicio telefónico domiciliario y lo que determinó la pérdida de la hegemonía que por más de tres años mantuvo en la población general, que finalmente se tradujo en derrota"

Comentarios