Romina y el Bellini, de Alejandro Velis

lunes, 16 de abril de 2007
México, D F, 16 de abril (apro)- Seguramente todos tenemos algún recuerdo de infancia relacionado con el circo: payasos, magos, equilibristas, prestidigitadores, fenómenos, domadores y demás personajes que despertaron nuestra imaginación y emociones Lo que pocos sabemos es como se "cocina" la vida circense fuera de la pista, las historias trágicas, cómicas y amorosas que viven esos seres trashumantes que parecen extraordinarios pero que en lo cotidiano son como cualquiera de nosotros De ello nos habla Romina y el Bellini, obra escrita y dirigida por Alejandro Velis Lo extraordinario de este montaje es que todo ese universo es evocado prácticamente por una sola actriz, quien en un flash back nos cuenta desde las entrañas la historia del Circo Bellini y sus estrellas En un escenario vacío, apoyado exclusivamente con iluminación, vestuario y trabajo actoral, Romina, esposa del empresario Lucas, narra con ternura y comicidad, a través de diferentes monólogos y sketches, las vicisitudes de una empresa que se sostiene por el amor de su creador al arte del circo Trabajo de clown, canto, baile, acrobacia, magia, pantomima y teatro corporal, son ejecutados por Verónica Albarrán, acompañada en algunas escenas por Nora Lamadrid que interpreta a la payasa Chanfaya que hace las veces de su patiño, para crear todo un mundo evocativo que estimula la imaginación del espectador para que cree en su mente los escenarios donde Marranela, la mujer más gorda del mundo; Charlotte, la gran maga y prestidigitadora; Mister Agnus, el domador y su queridísimo león Golden Meyer; Anastasia y Sofía, las mejores equilibristas del mundo; Un-Chan-Lee, la contorsionista de origen chino y el Oso Yogui, entre otros personajes, realizan las hazañas que hacen las delicias del público En medio de esta parafernalia se desarrollan diversas historias de amor, ternura, alegrías, sueños y frustraciones, principalmente la de Romina y el empresario y la de éste y el circo de carpa que dan la pauta para hacer una apología del valor de los recuerdos, el amor al arte del circo y la búsqueda de los sueños a cualquier precio De esta forma la Compañía Bojiganga refrenda la línea de su trabajo reciente en torno a la técnica del clown, el teatro corporal y la dramaturgia del autor, con una puesta en escena en la que Verónica Albarrán hace gala de su formación multidisciplinaria, con la dificultad que implica mantener la atención del público durante aproximadamente hora y media a través de una serie de divertidos y emotivos soliloquios que van desnudando en escena el alma de la protagonista Con este trabajo Bojiganga celebra 10 años de existencia a lo largo de los cuales han llevado a escena obras domo Ñaque o de piojos y actores, de José Sanchis Sinisterra; Farsa infantil de la cabeza y el dragón, de Ramón del Valle-Inclán y De la mañana a la media noche, de Georg Kaiser Después de su estreno en Paraguay y de representar a México en la Fiesta de la Hispanidad, en la ciudad de Washington, Romina y el Bellini se presenta en el Teatro Salvador Novo del Centro Nacional de las Artes, los miércoles, jueves y viernes a las 20:00 horas; sábados a las 19:00 horas y domingos a las 18:00 horas

Comentarios