Joven sudcoreano, el autor de la masacre en Virginia

miércoles, 18 de abril de 2007
Washington, 17 de abril (apro) - Un día después de la masacre en la Universidad Politécnica de Virginia, la policía identificó al joven Cho Seung-Hui, un joven de 23 años nacido en Corea del Sur, como el autor del asesinato de las 32 personas, a quienes ejecutó en dos lugares distintos en un lapso de dos horas Cho, un residente legal de Estados Unidos desde hace 15 años y quien estudiaba una maestría en el idioma inglés en la Universidad donde cometió sus crímenes, también fue señalado como una persona que sufría una fuerte depresión Una vez que las autoridades dieron a conocer la identidad del asesino, miles de estudiantes expresaron sus condolencias al alumnado de la Universidad Politécnica y Estatal de Virginia, a través de la red de Internet que interconecta a la comunidad universitaria de la Unión Americana, red que también fue utilizada por algunos estudiantes para expresar su odio a los inmigrantes legales e indocumentados, pidiéndole al gobierno federal que expulse a todos porque como Cho, al final resultan un mal para la sociedad Wendell Flinchum, jefe de la policía del plantel en que se efectuó este lunes la matanza de proporciones históricas en la Unión Americana, además de dar a conocer el nombre del asesino durante una rueda de prensa, indicó que las primera pruebas de balística señalaban que Cho utilizó dos pistolas, una calibre 9 milímetros y la otra calibre 22, para cometer los asesinatos en dos edificios de la gigantesca universidad que alberga a más de 25 mil estudiantes "Nació en Corea del Sur y era residente legal en Estados Unidos", señaló Flinchum, quien también explicó que aunque seguía abierta la investigación, todo indicaba que no hubo un segundo asesino en las dos balaceras que se realizaron este lunes en dos edificios distintos y con dos horas de diferencia cada una, en las que perdieron la vida las 32 personas, más Seung-Hui, quien se quitó la vida dándose un disparo en la cara para evitar ser detenido por la policía "Este es un día de luto para la comunidad estudiantil de la Universidad Politécnica, y es un día de tristeza para toda la nación; y hemos venido a expresar nuestra simpatía En este tiempo de angustia, espero que la gente de todo el país los tenga en su mente y que le pida a Dios que les dé consuelo a todos aquellos que han sido afectados", declaró el presidente George W Bush durante la ceremonia luctuosa, celebrada en el campus de la casa de estudios del estado de Virginia Pese a que ni las autoridades del Politécnico de Virginia, ni la policía del estado, ni las autoridades federales han señalado oficialmente los posibles motivos que llevaron a Cho a cometer la matanza, algunos medios comenzaron a difundir la noticia de que el joven sudcoreano, desde hace algunas semanas, estaba recibiendo asesoría profesional en la universidad, debido a que por un aparente estado depresivo que sufría, había comenzado a escribir "textos inquietantes" El periódico The Chicago Tribune publicó, en su página de Internet, que Cho había dejado una nota en su dormitorio escolar, en la que expresaba su molestia y desprecio por los "niños ricos" universitarios, por el "libertinaje" y por los "charlatanes mentirosos" "Teníamos algunas preocupaciones por su comportamiento", declaró la profesora Carolyn Rude, encargada del Departamento de Idioma Inglés de la Universidad Un día después de la matanza, algunos estudiantes sobrevivientes describieron los sorprendentes momentos que vivieron, y casi todos coincidieron en calificar a Cho como un "asesino calculador y de sangre fría", que se dio tiempo para cerrar las puertas del edificio Norris Hall, que alberga al Colegio de Ingeniería, donde mató a 30 de las 32 víctimas, en cuatro salones de clase y en algunas de las escalinatas que llevan al segundo piso "Se daba su tiempo para recargar sus armas", comentó uno de los estudiantes, recordando los momentos de angustia que vivieron Otros universitarios, de acuerdo con el recuento de los hechos que hicieron los sobrevivientes, lograron salvar su vida bloqueando con escritorios y sillas las puertas de su salón de clase, después que escucharon los primeros disparos y lo vieron matar a varias víctimas en otro salón de clase o en las escaleras interiores Cho fue descrito por los pocos estudiantes que lo conocieron como una persona solitaria que no tenía amigos y siempre andaba solo, no obstante que se mantiene el rumor de que pudo también haber actuado de manera criminal por una decepción amorosa, la que aparentemente mantenía con una de sus víctimas, la jovencita que mató junto a otro estudiante en el edificio de dormitorios West Amber Johnston, durante la primera balacera

Comentarios