La renovada imagen de Cacaxtla

lunes, 2 de abril de 2007
Cacaxtla, Tlax , 2 de abril (apro-cimac)- Diana Molatore Salviejo, restauradora, y Beatriz Palavicini, arqueóloga, ambas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), presentaron en marzo pasado los resultados de sus trabajos de diagnóstico, limpieza y mantenimiento de la capa pictórica del mural "La Batalla", en esta población No es la primera vez que las pinturas de Cacaxtla son sometidas a las manos expertas de mujeres, pues en los años 90 la restauradora Diana Magaloni llevó a cabo el análisis químico de las pinturas, con el fin de determinar una metodología adecuada para su restauración, junto con un investigador del Instituto de Química de la UNAM En esta ocasión, el proyecto de restauración, a cargo de Molatore y Palavicini, estuvo acompañado por estudios geofísicos del suelo En el mural se puede apreciar la representación de dos grupos guerreros, ave y jaguar, vencidos y vencedores La primera parte muestra el sometimiento de los que portan el atuendo de ave; en la segunda, el hacer sangrar a los prisioneros representa el sacrificio, dejando al descubierto vísceras de los guerreros vencidos La estructura arqueológica luce frágil bajo la gran techumbre de 11 mil metros que la protege de la lluvia y los fuertes vientos de la región, debido a que el principal material de construcción es el adobe y estuco Sin embargo," ha generado otro problema: los pájaros la han transformado en su nuevo hábitat, dañando con sus heces parte de la superficie" explicó Diana Molatore Los principales objetivos del Proyecto de Conservación Integral y Mantenimiento Mayor de la Zona Arqueológica de Cacaxtla (obra perteneciente a la cultura Olmeca-Xicalanca) fueron: consolidar los aplanados de estuco; hacer limpieza de toda la zona, retirando la tierra acumulada, que ya ocasionaba serios daños a las pinturas, y quitar el techo provisional, que tenía ya 25 años de haber sido instalado El trabajo de restauración consistió en el retiro de la lámina metálica y poner una cubierta de vidrio, que propiciaba la acumulación de tierra que arrastraba el viento e impedía ver en su totalidad el mural En su lugar se colocó una protección de policarbonato con filtro UV, material ligero que impide el reflejo de la luz, lo que permite apreciar perfectamente la obra Con esto se da homogeneidad al Templo B "La Batalla" se encuentra en el Edificio B Fue creada aproximadamente en el periodo Epiclásico (8001000 dC) Mide 22 metros de largo, presenta grandes paralelismos con los ritos del área maya y está asociada a fechas arqueoastronómicas, comentó Palavacini Frente al mural, Molatore explicó cómo se había hecho la restauración: lo primero, luego de constatar que el mural guarda buen estado de conservación, fundamentalmente de su parte cromática, fue un diseño de protección de la pintura y estructuras prehispánicas Se utilizó madera, papel "kraf" y hule espuma para proteger las paredes, pisos y mural para evitar algún daño que pudieran sufrir durante la maniobra El desmontaje de la lámina metálica estuvo a cargo de restauradores de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC), dirigidos por Molatore "Anteriormente, se creía que el Palacio era una unidad habitacional, pero, en 2005, Ana María Soler Arechalde, del Instituto de Geofísica de UNAM, realizó un estudio de los residuos materiales en el suelo, y se pudo comprobar que era el lugar donde se preparaban y hacían ofrendas", señaló Palavacini Los resultados de la restauración, así como la de anteriores intervenciones, han dado lugar, como en los años 90, a una mayor difusión del sitio Las intervenciones de Magaloni fueron difundidas no sólo a través de los canales académicos, sino de medios de comunicación internacional, como la revista National Geographic y televisoras extranjeras En septiembre de 2006, Molatore y Palavicini participaron en el Primer Coloquio Internacional de Cacaxtla, a 30 años de su investigación Molatore ha trabajado también en la restauración y conservación de la Tumba 1 de San Juan Ixcaquixtla, Puebla Participó en la Tercera Reunión de Planeación del Programa de Prevención de Desastres Naturales en Materia de Patrimonio Cultura Por su parte, Palavicini, investigadora del Centro INAH-Tlaxcala, participó en VII Congreso Internacional de Mayistas y realizó una de las primeras bibliografías en español sobre Cacaxtla Pero sin duda lo que generó una mayor polémica fue la techumbre colocada para proteger la estructura y las pinturas murales Debido a la fragilidad de la zona arqueológica, permanentemente se monitorea las condiciones del sitio, como la dirección e intensidad del viento y grado de humedad Para este año, se tiene planeado retirar el techo metálico del Edificio A, que presenta vibraciones y provoca doble condensación de humedad, aunque ya se retiraron las cortinas que cubrían la visibilidad de los caballeros "Águila" y "Jaguar" Lo mismo se hará con la parte sur denominada "La Escalera" Igualmente, se pretende reconstruir la zona norte, que es la más dañada a causa de las lluvias, comentó Palavicini Además, se realizará un monitoreo topográfico que estará a cargo de José L Rangel, de la UNAM, mientras que en la Dirección General de Cómputo Académico de la misma institución se trabaja en la animación en tercera dimensión del mural "La Batalla"

Comentarios