Lista, la red hospitalaria del GDF para realizar abortos

miércoles, 25 de abril de 2007
México, D F, 24 de abril (apro-cimac)- El titular de la Secretaría de Salud del Distrito Federal, Manuel Mondragón y Kalb, aseguró que la red hospitalaria de la dependencia a su cargo está lista para recibir a las mujeres que deseen interrumpir su embarazo dentro de las primeras doce semanas de gravidez, una vez que se apruebe la reforma respectiva "Nuestra red hospitalaria consta de 28 nosocomios, 15 de ellos --materno infantil, especialidades y generales-- están listos para actuar, como ya lo han estado haciendo, dentro de las cláusulas que autorizan hoy el aborto, aun cuando no sabemos cuál va a ser la demanda", informó Mondragón y Kalb exteriorizó que, en caso de que la ley se vote en positivo para despenalizar el aborto, el gobierno capitalino, a través de la Secretaría de Salud, tiene que aplicarla y estar preparado, pues "como funcionarios públicos somos institucionales y habremos de hacer lo que decida el Legislativo, finalmente lo que la ley nos marque" Al hacer un recuento aproximado de las interrupciones de embarazo que se realizan al año, el responsable de la salud de las y los capitalinos expresó que se estima que al año se atienden 7 mil abortos, y que de cada aborto que se atiende en los hospitales del Distrito Federal, hay cuatro clandestinos, aproximadamente Si se parte de ese hecho, se tendrían 28 mil posibilidades de interrupciones de embarazo, más o menos, lo que daría la obligación o necesidad de cinco atenciones de aborto por día en cada hospital donde se cuente con la capacidad para atenderlos "En las interrupciones del embarazo, o los abortos, no necesariamente se internan las pacientes, pueden ser manejados con medicamento, con procesos muy simples y pueden ser ambulatorios, todo esto lo tenemos que ir viendo sobre la marcha, pero en principio estamos preparados", aseveró el Secretario de Salud capitalino En entrevista, el doctor Manuel Mondragón aclaró que la Secretaría de Salud del Distrito Federal no pretende ser el receptáculo de otras entidades, "no podemos atender a toda la República, la interrupción del embarazo es programable, y si la solicitante no acredita ser del Distrito Federal", pues solamente se le regresa a su estado Sin embargo, destacó que si un paciente viene de alguna entidad con aborto en evolución, en una situación de urgencias, no hay más remedio que atenderla Respecto del costo de la interrupción del embarazo, el secretario de Salud local enfatizó que por ley el GDF no cobra ni un centavo, "en lo que hacemos desde el punto de vista de atención a la salud", la atención es gratuita y se da el medicamento, cuando se tiene Así mismo, adelantó que la dependencia a su cargo ya trabaja en un nuevo protocolo "de atención a la interrupción del embarazo, en el que se manejen datos, que quizá hoy no tenemos, previos a las circunstancias del propio embarazo, el manejo de las razones de la interrupción del embarazo y también el seguimiento de una circunstancia de éstas" Manifestó que el aborto es un proceso traumático para la mujer, que se tiene que cuidar, y para ello se requiere de cierto tipo de personal que después pueda darles algún aseguramiento personal y algún seguimiento, a quien así lo requiera La Secretaría de Salud también se está preparando para poder dar un manejo psicosocial a las personas que solicitarán la atención; sin ánimo de disuasión ni mucho menos, pero sí de orientación, de sensibilización, de aseguramiento de que el procedimiento que están requiriendo sea el adecuado Al referirse a la "objeción de conciencia", Mondragón y Kalb dijo que "ahí no podemos actuar de forma directa, nosotros tenemos que respetar la objeción de conciencia de las y los médicos, ya tenemos --en este momento-- la ubicación de quienes, por razones personales, podrían tener ese tipo de respuesta; como médico tengo que respetar a mis colegas, pero hay la otra parte que están dispuestos, sin duda, porque hay elementos que justificarían sus acciones" Inquirido sobre la doble moral de los médicos, manifestó no tener conocimiento de ello, pero invitó a las y los solicitantes de cualquier tipo de servicio médico, a denunciar el hecho, a fin de tomar las medidas necesarias, toda vez que se está hablando de una circunstancia anti-ética y anti-institucional

Comentarios