Portazo a la tercera cadena

domingo, 8 de abril de 2007
Nada detiene a Emilio Azcárraga Jean en su afán por dominar las telecomunicaciones en México y sacar todas las ventajas de la Ley Televisa, que recientemente cumplió un año de haber sido aprobada Mientras tanto, la Suprema Corte de Justicia de la Nación sigue retrasando su fallo respecto de esta ley, impugnada por concesionarios, académicos y legisladores El llamado es apremiante: la Corte debe frenarla antes de que el proceso de concentración monopólica sea irreversible A l cumplirse el 30 de marzo pasado un año de la aprobación de la Ley Televisa, los peores presagios de sus detractores se confirmaron: la concentración es creciente en un sector cuyas ventas son cercanas a 50 mil millones de dólares y el crecimiento anual de 18%; Televisa se expande hacia el área de las apuestas vía internet y avanza en el control de la televisión por cable; hay diferencias y descoordinación entre los dos organismos reguladores ?la Comisión Federal de Telecomunicaciones y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes?, y organismos reguladores de comercio y telecomunicaciones de Estados Unidos se pronuncian contra el régimen monopólico de la televisión mexicana Así mismo, en los últimos 12 meses se ha desatado una guerra entre el dueño del conglomerado televisivo, Emilio Azcárraga Jean, y el del Grupo Carso, Carlos Slim, y se excluye a nuevos competidores mediante un régimen legal calificado como "discriminatorio" El nombre del juego, según los conocedores de la pugna entre los dos grandes consorcios, es el cambio de título de concesión de Telmex, que le permitirá entrar de lleno a difundir contenidos vía televisiva Así, el espectro se ha cerrado a las opciones El pasado 29 de marzo, el titular de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), Héctor Osuna, anunció que en septiembre y octubre de este año se licitarán concesiones de radio y televisión, pero sólo de cobertura local y regional De aplicarse esta medida, se cancelará definitivamente la conformación de una "tercera cadena" nacional de televisión, lo que beneficia a Televisa y a TV Azteca, empresas que en enero pasado lanzaron una campaña para impedir que se constituyera una competidora más El comisionado Eduardo Ruiz Vega llegó a decir en una conferencia en Orlando, Florida, que la Cofetel descarta la opción de "empaquetar" concesiones para ofrecer cobertura nacional Adelantó que entre julio y agosto de este año se licitará la banda de 34-37 gigahertz, que le permitirá a las compañías telefónicas fijas o móviles promover servicios de internet de banda ancha En previsión de estos cambios, las dos compañías telefónicas de Ricardo Salinas Pliego ?Iusacell y Unefon? se fusionan con miras a dar servicios de telefonía inalámbrica y de transmisión simultánea de datos en internet, imagen y voz, lo que se conoce como triple play Con esta fusión, el dueño de TV Azteca controlará 7% del mercado de telefonía celular con 34 millones de suscriptores Salinas Pliego reforzó su vínculo con Carlos Slim, ya que recientemente a través de Inbursa el dueño de Grupo Carso le hizo un préstamo de mil millones de dólares a la televisora del Ajusco Grupo Carso, consorcio que controla 90% de telefonía fija a través de Telmex y 85% de la telefonía celular mediante Telcel, recibió el 23 de marzo otro espaldarazo de la Cofetel: el pleno del organismo determinó que la compañía de Carlos Slim no deberá pagar ninguna contraprestación para modificar su título de concesión y transmitir su señal de televisión restringida Por ello, en estos días comenzará a operar Carso Media, el canal de salida de los contenidos a través de T1, el portal de Prodigy Telmex negocia ya con Televisa, y sobre todo con TV Azteca, la transmisión de programas deportivos, telenovelas y espectáculos El consorcio de Slim, que posee seis compañías de televisión por cable en varios países de América Latina, en especial las colombianas Cablecentro y Satelcaribe, reforzó ya sus contactos con otros competidores de Televisa ?Televisión Azteca, Multivisión y General Electric, principalmente? y se apresta a adquirir un porcentaje de acciones del Grupo Prisa, el consorcio español editor del diario El País y hasta ahora socio de Televisa en W Radio Slim incursionó también en Italia donde, asociado con AT&T, América Móvil y Telmex, intenta controlar Telecom Italia A su vez, Televisa cobra más fuerza en la televisión por cable en el país, sector clave para la competencia del triple play A través de Cablevisión controla 65% del sector y prevé comprar acciones en Multimedios, Cablemás y Megacable, con lo cual controlaría más de 85% del mercado Freno a Televisa en Estados Unidos A diferencia de Grupo Carso, Televisa no ha podido posicionarse en otros países, especialmente en Estados Unidos, el principal mercado incluido en su proyecto de expansión Luego de fracasar en su intento por adquirir Univisión, la cuarta cadena en importancia en Estados Unidos, Emilio Azcárraga Jean confirmó el 29 de marzo la venta de 11% de su participación accionaria en esta empresa Su valor: mil 94 millones de dólares El veto a Televisa provino no sólo de su exsocio, Joe Perencchio, quien optó por vender Univisión en más de 12 mil millones de dólares al magnate Haim Saban, sino de la propia Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC, por sus siglas en inglés), que arguyó que, por "razones de Estado", era inconveniente que el consorcio mexicano tuviera el control de la televisión de habla hispana que acapara más de 60% de la audiencia latina residente en territorio estadunidense De manera simultánea, la Oficina de Representación Comercial de Estados Unidos (USTR, por sus siglas en inglés) consideró que los intereses del duopolio televisivo en México constituyen una "barrera para el comercio exterior" El informe de la USTR destaca que medirá el incremento de poder de la Cofetel para saber si garantizará una mayor competencia en el sector Explícitamente, la autoridad comercial estadunidense considera que Televisa y TV Azteca "continúan ejerciendo influencia sobre la legislación, la política y los cuerpos reguladores para impedir la competencia La Ley de Radio y Televisión aprobada en marzo de 2006 (conocida como Ley Televisa) ha sido criticada por restaurar los intereses de los jugadores dominantes en la industria e imponer desventajas permanentes a nuevos competidores" En clara referencia al veto de las televisoras a la existencia de una "tercera cadena", encabezada por Telemundo, propiedad de General Electric, la USTR reprocha en su reporte que el duopolio haya bloqueado el ingreso de una compañía televisiva estadunidense a México El espaldarazo de la Corte El plan de negocios de la Ley Televisa le ha funcionado a la empresa de Azcárraga Jean El 23 de enero pasado, el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que son constitucionales los 130 permisos para operar centros de apuestas y salas de sorteos que les entregó Santiago Creel en mayo de 2005, pocos días antes de dejar la Secretaría de Gobernación Según la firma estadunidense Bear Stearns, Televisa proyecta obtener ingresos por 198 millones de dólares en el negocio de juegos de lotería, que representará 51% de las ventas del consorcio Incluso la empresa de Azcárraga Jean proyecta abrir 10 centros de apuestas y lotería, y no descarta la posibilidad de promover este sistema vía televisión restringida e internet Además, hasta ahora la SCJN no ha respondido al recurso de anticonstitucionalidad contra la Ley Televisa interpuesto por 48 senadores hace 11 meses Los promoventes aseguran que esta situación ha creado incertidumbre en el sector de telecomunicaciones y son cada vez más los grupos económicos, académicos y políticos que urgen a la Corte para que atienda la queja antes de que el proceso de concentración monopólica sea irreversible El ministro ponente, Sergio Aguirre Anguiano, ha cerrado las puertas a quienes denuncian las violaciones constitucionales de la Ley Televisa; además, el consorcio cabildea dentro de la Suprema Corte, donde busca acreditar la figura de los "derechos adquiridos" sobre el uso del espectro radioeléctrico, según confirmaron distintas fuentes internas del máximo tribunal consultadas por este reportero Joaquín Vargas, dueño de Multivisión, es el principal concesionario televisivo que pidió a la Suprema Corte emitir urgentemente su fallo El 20 de marzo pasado, durante un acto organizado por la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi), el empresario aseguró que todo el sector se encuentra "parado" por la incertidumbre jurídica Indicó que el artículo clave es el 28 de la Ley Federal de Radio y Televisión, que le permite a los concesionarios de televisión quedarse con el espectro sobrante "Están paralizadas las relaciones entre la SCT y Cofetel y, por ende, todos los trámites y sectores de una industria dinámica que no tolera este tipo de obstáculos o de burocracia Es urgente que la Corte defina si son procedentes las reformas", subrayó Joaquín Vargas Y Manuel Bartlett, quien como senador impulsó la acción de anticonstitucionalidad junto con Javier Corral en la legislatura anterior, afirma que es "falso" que los promotores de la acción de anticonstitucionalidad ya no tengan ninguna representación, al cumplirse un año de que dejaran el Senado Bartlett también exhortó a la Suprema Corte a resolver la acción de anticonstitucionalidad "Es de tal prioridad que dejar a la Cofetel actuar es la posibilidad de tomar decisiones irreversibles Por eso es muy delicado que se hayan tardado", subraya "De lo que percibo de las pláticas con los ministros, existen quienes comprenden los efectos de esa ley en contra de la sociedad mexicana Sin embargo, existen otros que no han querido recibirnos", asegura el exsenador Al tomar posesión como nuevo presidente de la Suprema Corte, el pasado 2 de enero, el ministro Guillermo Ortiz Mayagoitia mencionó que la acción de anticonstitucionalidad contra la Ley Televisa es uno de los 10 principales asuntos a resolver por el máximo tribunal, pero hasta ahora no existe anteproyecto de resolución y los ministros han mantenido un absoluto hermetismo Desde que se aprobó la Ley Televisa, compañías productoras como Disney Channel se han visto afectadas en su sistema de televisión restringida por los vetos de la empresa de Azcárraga Jean, que no sólo se entromete en el diseño de la programación, sino que fomenta la mercantilización de los espacios de la pantalla Además, ha asfixiado económicamente a las radiodifusoras públicas y a las estaciones de radio independientes y comunitarias Desde la discusión de las reformas al sector de telecomunicaciones durante 2006 se congeló el proyecto de licitar 260 estaciones de radio en la banda de frecuencia modulada en 134 ciudades del país Además, durante los primeros 100 días del gobierno de Felipe Calderón tampoco se cumplieron las promesas del panista para el sector de telecomunicaciones: no se hizo la licitación para crear una "tercera cadena" de televisión abierta; tampoco se definió el estándar ni los apoyos para la digitalización de las estaciones de radio, ni se cumplieron cabalmente las condiciones de interconexión, portabilidad numérica y plena convergencia tecnológica en la telefonía l

Comentarios