Inician México y EU el cierre de siete narco túneles transfronterizos

miércoles, 16 de mayo de 2007
México, D F, 15 de mayo (apro)- Los gobiernos de México y Estados Unidos iniciaron hoy el cierre y clausura definitiva de al menos siete túneles transfronterizos que utilizaba el narcotráfico en los límites de los estados de California y Arizona con México El proceso de sellado durará dos meses y se estima que tendrá un costo de más de dos millones 700 mil dólares "Este es un esfuerzo binacional con México No creo que alguien pudiera ser tan arrogante para pensar que podríamos lidiar con este problema desde sólo un lado de la frontera", declaró Frank Marwood, director del Grupo Especial para Túneles en San Diego La operación dio inicio en el túnel más sofisticado que ha sido hallado hasta ahora, en el poblado de Otay, 15 kilómetros de San Diego, a donde hoy llegaron ingenieros militares con revolvedoras de concreto y maquinaria El pasadizo, de 800 metros de largo, se ubica a 28 metros de profundidad Tiene sistemas de ventilación, alumbrado y drenaje, y su clausura se prevé quede concluida en tres días, afirmó Marwood Descubierto en enero de 2006 por autoridades mexicanas, se cree fue construido por la organización de los hermanos Arellano Felix Según la explicación de un contratista de los obreros que trabajan en el sellado del túnel, el trabajo consiste en hacer desde la superficie hoyos que lleguen al túnel a cierta distancia y colocar tubos reforzados con madera, para después descargar concreto Marwood dijo que, en los últimos años, se han encontrado 13 túneles, pero sólo siete de ellos eran transfronterizos y los demás fueron localizados en ambos lados de la frontera antes de que terminaran de construirse De los túneles que clausura el Departamento de Seguridad Interna, dos se localizan en Otay; dos más en Calexico, California (fronteriza con Mexicalli, Baja California), y otros tres en Nogales, Arizona, (limítrofe con Nogales, Sonora) En relación con el túnel de Otay, hasta ahora sólo ha sido detenido un mexicano de nombre Carlos Cárdenas Calvillo, residente legal en California, quien en julio del año pasado se declaró culpable de traficar drogas

Comentarios