Rechaza diputado federal que el Ejército regrese a los cuarteles

sábado, 19 de mayo de 2007
Veracruz, Ver , 18 de mayo (apro)- El presidente de la Comisión de Defensa Nacional de la Cámara de Diputados, general José Justiniano González Betancourt, se manifestó en contra de que el Ejército Mexicano regrese a los cuarteles y abandone la lucha contra el crimen organizado "El Ejército Mexicano es el único que en estos momentos puede dar resultados positivos" en el combate a los carteles de la droga que han sembrado el terror en varios estados del país por apoderarse del control de dichos territorios "El Ejército no se raja y vamos a seguir en esta lucha", sentenció el general retirado , cuando se le pidió su opinión sobre el exhorto de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para que regrese a los cuarteles y deje el combate al crimen organizado en manos de los cuerpos policíacos En opinión del diputado federal, los operativos implementados para combatir a la delincuencia organizada han tenido buenos resultados desde que entró el Ejército Aunque en el caso del operativo "Veracruz Seguro" que se inició la semana pasada todavía no cuentan con los reportes, señaló, "a nivel nacional hay buenos resultados No obstante, éstos no sólo dependen del Ejercito, dijo, "sino que tiene que haber una alianza, una cooperación y colaboración con todas las fuerzas estatales, la de los estados y de los municipios que, como en Sonora, están funcionando bien" El crimen organizado, señaló al ser entrevistado en el café La Parroquia de este puerto, "sentó sus bases en diversas regiones y es necesario sacarlo a como dé lugar; parte de ese territorio es nuestro Veracruz", entidad en donde permanecerán las tropas hasta que sea necesario González Betancourt no descartó que haya más muertes, "ya que son riesgos que se tienen que correr; si hay armas de por medio, pues tiene que haber muertos" Por su lado, el diputado federal panista Gregorio Barradas Miravete manifestó su satisfacción por el operativo "Veracruz Seguro" y reprobó la actitud asumida por el gobierno de Fidel Herrera Beltrán al aceptar tardíamente el arribó de las fuerzas federales, del Ejercito y la Armada de México, para combatir a las bandas criminales asentadas en la entidad, "pues decía que no era necesario"

Comentarios