De símbolos y signos

viernes, 25 de mayo de 2007
México, D F, 24 de mayo (apro)- No hay duda que los viajes ilustran Ahora que regreso de Canadá observo que en estos países del primer mundo, los signos y símbolos son parte esencial de la vida cotidiana Todo, para empezar, está señalizado rigurosamente, particularmente el asunto de las restricciones que se imponen a las personas Los letreros de "no estacionarse", por ejemplo, no solamente están señalizados con una letra "P" (de Parking) bajo un círculo rojo con una diagonal (o en nuestros países, una "E") Sin embargo, las indicaciones simbólicas tienen un elemento que, por ser tan cotidiano, lo obviamos Se trata aquí del contexto en el que se muestra un signo específico Por ejemplo, si la restricción de no estacionarse (la "P" tachada con el círculo en rojo), no supiésemos que viene de los países anglosajones, ¿cómo podríamos entender esta simbología? Quizás comprendiéramos que se trata de una restricción (por el círculo rojo), pero ¿cómo explicaríamos la "P" mayúscula en dicha imagen? Sin duda se necesita saber el contexto Supuestamente, en el diseño gráfico, la iconografía es muy importante, pues, por una parte, permite evitar tener que leer un letrero cuando hay una advertencia a la cual hacerle caso de inmediato Por ejemplo, en las carreteras observamos letreros como el siguiente: un auto que deja marcas de las llantas en zigzag En este caso, nos indica, mediante un iconograma, a un auto resbalándose, indicando que el pavimento puede estar resbaloso, con poca adherencia a las llantas Esto, al menos en muchos casos, es más rápido de entender (por un conductor en la carretera) que un letrero que indique con letras: "Tome sus precauciones; el pavimento está resbaloso" Debido a la rapidez que los conductores de automotores necesitan para tomar decisiones, aquí el dibujo sustituye eficazmente un letrero escrito Cabe señalar que, además, la iconografía libera (no sólo a los conductores de vehículos), a saber leer y escribir, y de hecho, ésa es una de las razones por las cuales el Metro de la ciudad de México tiene todo un sistema iconográfico para representar las diferentes estaciones Aproximadamente el índice de analfabetismo es de casi el 10%, lo cual es de escándalo en este país, [http://wwwrolandocorderaorgmx/pobreza/cuadrospdf] Sin embargo, de nuevo estamos asumiendo que hay un contexto que entendemos, que es el de la carretera, de que el aviso es para los conductores de automóviles, etc Es decir, el símbolo por sí mismo poco representa, a menos de que se le adhiera un contexto (de manera natural o forzadamente) a la iconografía particular que estamos analizando O dicho de otra manera: el símbolo o signo, por sí mismo, dice poco si no se tiene información previa al respecto de lo que supuestamente pretende comunicar Y cuando toco este tema, no puedo ignorar el fenómeno de los iconos que se nos presentan diariamente en los programas de cómputo En algún momento pretendieron ser analogías de la vida cotidiana Así, un cuadernillo elementalmente dibujado en 32x32 pixeles bosquejaba la idea del "block de notas", por ejemplo Sin embargo, en la medida que el cómputo ha crecido, la iconografía se ha ido modificando No bastó entonces, en algún momento con el reloj de arena, sino que hubo que hacerlo que se moviera, para indicarle al usuario que la máquina estaba en un proceso largo y nos avisaba así que tuviésemos paciencia En la Macintosh era una manito con cinco dedos los cuales se movían como cuando uno cuenta con los dedos Hoy, los iconos de la computadora, si colocamos el puntero del ratón sobre alguno de ellos, aparecerá un "globito" indicándonos cómo se llama el programa al que hacemos referencia Yo me pregunto por qué mejor no poner simples letreros en donde van los iconos, y listo, así nos ahorraríamos todos estos inconvenientes al pretender mantener de manera cada vez más absurda, la analogía del escritorio en la interfaz gráfica que se ven en Windows, Mac, Linux, etc La verdad es que la línea de comandos de Unix es simple y hace las cosas, utiliza pocos recursos y parece ser la solución más evidente, aunque sé que saldrán los defensores de la interfaz gráfica a decirme que niego los avances en cómputo Para eso, hace rato que estoy preparado

Comentarios