"¡Fue un acto de traición !"

domingo, 27 de mayo de 2007
El cisma que padece el Partido Acción Nacional (PAN) a causa de la lucha por el poder entre facciones, que se aceleró por el cruce de culpas por su derrumbe electoral en Yucatán, tuvo un antecedente insólito: el sabotaje de la última sesión del Consejo Nacional, el sábado 19, cuyos autores son funcionarios de la Presidencia de la República que encabeza Felipe Calderón, destaca Proceso en su edición 1595 No parece una elección interna: tanto Manuel Espino ?actual dirigente nacional del Partido Acción Nacional? como el presidente Felipe Calderón se disputan con golpes bajos las posiciones del Consejo Nacional que el próximo año designará al nuevo presidente del partido Calderón confía en que está ganando la batalla interna, con base en el supuesto de que algunos yunquistas lo apoyan, pero podría llevarse una sorpresa Las hostilidades intestinas han escalado a un nivel inédito en la historia del PAN a seis meses de que inició el segundo sexenio como partido en el poder presidencial: La disputa en el partido de la derecha tiene alarmados a prominentes panistas que, si bien no apoyan a Espino, tampoco respaldan el propósito de Calderón de apoderarse del PAN, dice el reportaje que aparece este domingo 27 de mayo

Comentarios