Carlos Ahumada: La trama de la impunidad (Tercera y última parte)

lunes, 28 de mayo de 2007
México, D F, 28 de mayo (apro)- En entrevista, el subprocurador de Averiguaciones Previas Centrales y el fiscal de Asuntos Especiales, Héctor Carreón y Rafael Mateos, respectivamente, consideran que la rapidez con que emitió su sentencia el juez Rubalcava Ramírez no tiene precedentes "Nosotros conocemos cómo trabajan los jueces En un caso así, con 153 tomos, los impartidores de justicia se toman hasta el último minuto y, en ocasiones, hasta se exceden del tiempo límite, pues se los permite la ley, antes de dictar sentencia", dice Carreón Mateos secunda: "Es un mundo de papel Al juez del Juzgado 11 le tomó dos años conocerlo" En su sentencia, el juez Rubalcava Ramírez consideró que la fiscalía no logró acreditar el delito de fraude genérico cometido contra la delegación Gustavo A Madero Sin embargo, en el mismo expediente existe una resolución judicial que sostiene todo lo contrario El 17 de enero de 2006, el X Tribunal Colegiado en Materia Penal revocó, en efecto, el amparo que, en 2005, le había otorgado a Ahumada la juez María Elena Leguízamo Ferrer contra el auto de formal prisión decretado por el juez 11 penal, Carlos Casiano Morales En dicha resolución, cuya copia obra en poder de los reporteros, los magistrados Jorge Ojeda Velázquez, Carlos Enrique Rueda Dávila y Juan Wilfredo Gutiérrez Cruz sostuvieron, en forma unánime, que "sí se encuentra acreditado el elemento del engaño" Es más, establecieron que el delito de fraude genérico cometido en agravio de la delegación "se perpetró desde el momento en que materialmente se realiza la transferencia de fondos a las cuentas de las empresas involucradas, mismas que ?acotaron? no tienen ninguna relación contractual por prestación de servicios con la delegación Gustavo A Madero ni se encuentran en el padrón de proveedores de la misma, y mucho menos realizaron trabajos de desazolve para que, con ese motivo, les fueran pagadas las 18 Cuentas por Liquidar Certificadas (CLC) que son órdenes de pago" Con base en tales argumentos, los magistrados revocaron, por unanimidad, el amparo otorgado por la juez Leguízamo Ferrer a Carlos Ahumada contra el auto de formal prisión dictado por el Juzgado 11 Penal el 10 de diciembre de 2004 Promesa cumplida El esposo de la juez Leguízamo Ferrer, quien amparó por default a casi todos los coacusados de Ahumada por el fraude cometido en la Gustavo A Madero, es nada menos que Moisés Moreno Hernández, un sobreviviente del equipo de Ignacio Morales Lechuga ?y, posteriormente, de Antonio Lozano Gracia? que ahora se desempeña como subprocurador de Averiguaciones Previas Desconcentradas de la PGJDF Morales Lechuga fue el notario público de cabecera de Ahumada y hasta fue su socio en el club de futbol León, donde el hijo del actual director de la Escuela Libre de Derecho era directivo, cuando el equipo estaba bajo el control del empresario Un hecho más que cierra todo el círculo: Días antes de que el juez Rubalcava tomara su determinación, llegó al escritorio del autodenominado presidente legítimo, Andrés Manuel López Obrador, una tarjeta proveniente del TSJDF, pero sin remitente, anticipándole la inminente liberación de Carlos Ahumada Dice la tarjeta: "El juez 12 penal, Lic Manuel Horacio Cavazos López, fue cambiado el 16 de febrero de 2007 al Juzgado 66 Penal En su lugar, fue designado el Lic Alberto Rubalcava Ramírez Éste último le prometió al Sr Carlos Ahumada su libertad en entrevista que tuvieron a solas en la rejilla de prácticas del Juzgado 12 Penal, fuera de horas de oficina"

Comentarios