Requiere el ISSFAM 1,700 mdp para atender a militares retirados

miércoles, 30 de mayo de 2007
México, D F, 29 de mayo (apro)- El director del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas (ISSFAM), general Fermín Rivas García, estimó que se requieren mil 700 millones de pesos para otorgar "una vida digna" a los militares en retiro Durante su comparecencia ante la Comisión de Seguridad Social de la Cámara de Diputados, el general Rivas García se pronunció por una "reforma total" a la Ley del ISSFAM que permita mejorar la calidad de vida de los militares y evite la deserción de la tropa Precisó que existe una serie de necesidades que le impiden otorgar una total cobertura en los servicios de seguridad social a efectivos del Ejército y de la Armada de México en situación de retiro Por ello, urgió a los legisladores a reformar la Ley del ISSFAM para elevar la calidad de vida de todo el personal de las fuerzas armadas que laboró por más de 20 años en la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) o en la Marina y que ahora sobreviven con percepciones muy bajas Informó que actualmente el ISSFAM atiende a unas 665 mil personas, entre militares activos, retirados, derechohabientes y pensionados De acuerdo con Rivas García, por cada cuatro militares en activo hay un retirado La principal queja, argumentó, es la desigualdad de los sobre haberes (percepciones) cuando el militar se retira Por ejemplo, un elemento de tropa actualmente percibe unos cinco mil pesos mensuales, pero si se retira, su salario disminuiría a 3 mil Los oficiales ganan unos 19 mil pesos; si se retiran percibirían 6 mil Jefes y capitanes actualmente reciben unos 49 mil pesos al mes; pero al retirarse sólo perciben 12 mil Los generales, unos 111 mil pesos al mes y cuando se retiran sólo perciben 21 mil pesos "Reformar la ley para modificar esta desigualdad mejoraría la calidad de vida y evitaría la deserción en la tropa", insistió el general Dio a conocer también que actualmente el ISSFAM atiende a 90 elementos activos portadores del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) Aunque reconoció que son atendidos en cuanto a medicinas y a sus prestaciones de ley, reconoció que fueron reubicados a sitios donde no generen estrés para evitar que bajen sus defensas Es decir, fueron canalizados a tareas propias de oficina y no de vida militar

Comentarios