Zodiaco, desquiciante

lunes, 11 de junio de 2007
México, D F, 11 de junio (apro)- A finales de los sesenta, un asesino serial que se hacía llamar Zodiac aterrorizó a la ciudad de San Francisco y algunos condados aledaños Sus acciones acapararon la atención de los medios y tuvieron tal eco que Zodiac sirvió de inspiración para el maloso Scorpio, de la cinta Harry el Sucio (con Clint Eastwood) El director de Zodiaco ("Zodiac", EU, 2007), David Fincher, quien también vivía en San Francisco, fue víctima --como todos los habitantes de la ciudad-- de las amenazas de Zodiac cuando era niño: el criminal pretendía secuestrar un camión escolar y matar a los pequeños pasajeros Las acciones de Zodiac quedaron documentadas, además de los archivos de la policía, en un libro homónimo, escrito por el entonces caricaturista Robert Graysmith (interpretado por Jake Gyllehaal en la película) Desgraciadamente los crímenes quedaron impunes Y es a partir del documento de Graysmith que Fincher recrea dichos sucesos: el temor, la frustración y la obsesión de tres personajes (principalmente), deseosos de acabar con aquella pesadilla, deseosos de desentrañar aquel misterio Tenemos a un periodista alcohólico, Paul Avery (Robert Downey Jr), a un policía celoso de su deber llamado David Toschi (Mark Ruffalo) y al mismo Graysmith Los tres anteriores se inmiscuirán tanto en este enigma, que la situación irá desequilibrándonos poco a poco Primero a uno, luego a otro y al final le toca el turno a Graysmith, quien deberá entrar al ruedo cuando los demás habían fallado en sus respectivas misiones Zodiac es esquivo, impredecible y enigmático; sus escritos y amenazas, lejos de ser una pista, son capaces de desquiciar a cualquiera Así pues, Graysmith hace lo único que está en sus manos, escribir un libro que podría ser la base de la detención del criminal Una idea bastante romántica que casi dio resultado Fincher, creador también de Seven y El club de la pelea, es sumamente eficaz en transmitirnos el desconcierto y el temor que causa el asesino, con lo cual juega con nuestras percepciones, así como también transmite las obsesiones de los supuestos héroes La cinta no tiene la estructura de una narración convencional: Zodiaco es una serie de hechos y argumentaciones que se suceden constantemente; Graysmith es el único de los personajes que posee un arco dramático más en forma, aunque éste no cierra del todo Pero lo anterior no parece ser esa la intención de la cinta: si bien Zodiaco es capaz de emocionarnos y de mantener nuestra atención a lo largo de más de dos horas, su misión parece ser la de una vehículo cuasi-documental que expone el poder de los medios y su incidencia en nuestra percepción sobre el mundo; por un lado critica, pero por el otro da cuenta de que un medio bien utilizado, como lo hace Graysmith, es capaz de hacer una gran diferencia Zodiaco es una cinta bastante arriesgada, comparada con las producciones de los grandes estudios, y eso es bastante bueno, pues tratándose de Fincher no podía esperarse menos

Comentarios