Ordena Calderón expulsar a presunto miembro de la ETA

miércoles, 13 de junio de 2007
México, D F, 12 de junio (apro)- El gobierno del presidente Felipe Calderón ordenó la expulsión del ciudadano español Antonio Azpiazu Alcelay, presunto miembro del grupo terrorista ETA, sobre quien pesa una orden de captura en su país Esta es la primera detención en México de un presunto etarra durante el gobierno de Calderón, quien desde que inició su mandato en diciembre pasado ha manifestado su "total respaldo" a España en la lucha contra el terrorismo y ha ofrecido colaborar con las autoridades de ese país La Secretaría de Gobernación justificó la medida al señalar que se llevó a cabo con base en las atribuciones que le confiere la Ley General de Población y su reglamento Según el Instituto Nacional de Migración (INM), agentes de esa dependencia realizaron una visita de verificación, en respuesta a una denuncia anónima en contra de Azpiazu, quien fue detectado en la ciudad de Cuernavaca, Morelos "Al momento de la diligencia, el ciudadano español no tenía en su poder documento migratorio alguno que acreditara su legal estancia en el territorio nacional, por lo que el INM determinó su expulsión", precisó el comunicado en tan sólo tres párrafos Con ello, la Secretaría de Gobernación confirmó versiones de agencias internacionales que dieron a conocer la detención del ciudadano español como presunto miembro de la organización terrorista vasca ETA Su expulsión se dará en las próximas horas Aspiazu Alcelay, sobre quien pesa una orden de busca y captura, se encontraba en México en situación ilegal desde hacía cuatro años, por lo que, tras su detención por parte de los servicios de seguridad mexicanos, se le aplicó la Ley General de Población, que establece su "expulsión administrativa" Miembros de los cuerpos de seguridad españoles están en México para colaborar en la expulsión y traslado del presunto etarra, quien deberá comparecer ante la Audiencia Nacional de España, acusado de tener nexos con la trama financiera del grupo terrorista ETA En mayo de 2006, durante el gobierno de Vicente Fox, las autoridades mexicanas extraditaron a España a seis presuntos colaboradores de ETA detenidos desde hacía tres años acusados también de estar vinculados con la trama financiera de ETA La organización terrorista anunció un alto el fuego permanente el 22 de marzo del año pasado y, pese a reivindicar un atentando contra el aeropuerto madrileño de Barajas, el pasado 30 de diciembre, en el que murieron dos ecuatorianos, no fue hasta el pasado 5 de junio cuando comunicaron el fin de la tregua

Comentarios