Los soldados se fueron contra las mujeres

viernes, 15 de junio de 2007
México, D F, 14 de junio (apro)- "!Ahora sí, pinches putillas, hijas de perra, al cabo eso querían; ahora se las va a llevar la verga!", vociferaron los soldados, al tiempo que golpeaban y manoseaban a las jovencitas que trabajaban en el bar "La Estrellita", en el municipio de Nocupétaro, Michoacán Era el pasado 2 de mayo y los militares buscaban afanosamente a los autores materiales de la muerte de cinco de sus compañeros en la víspera Según investigaciones de las fuerzas castrenses, la propietaria del bar "La Estrellita", Carmela Gamiño, tenía relación con el líder de la banda que atacó a los cinco soldados en Carácuaro Pero como no encontraron a nadie, se fueron contra las mujeres que trabajan en ese lugar En declaraciones a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), una de ellas relató la pesadilla que vivió ese día: "Una compañera y yo traíamos minifalda y nos la subieron Nos bajaron las pantaletas y nos empezaron a tocar Después, se quedaron un rato calmados hasta que llegamos "Toda la mañana del 2 de mayo nos tuvieron en la casa de Carmela Como a las tres o cuatro de la mañana nos subieron a un helicóptero, donde me aventaron bien feo Caí de espaldas con las manos ya atadas; tenía mis manos atrás y caí con todo el peso en mis manos Después, ellos (los soldados) me agarraron de los pies, me levantaron y me aventaron otra vez boca abajo; caí de espaldas Me pateaban en todo el cuerpo Uno de ellos se me subió encima, para seguirme agarrando más?" La CNDH acreditó hoy que elementos del Ejército abusaron de dos niñas en Michoacán, durante un operativo montado en busca de sicarios

Comentarios