El Estado, ineficaz para indagar, detener y castigar a los asesinos de periodistas: Aristegui

martes, 19 de junio de 2007 · 01:00
México, D F, 18 de junio (apro-cimac)- El Estado mexicano tiene la obligación de perseguir y aprehender a quienes han agredido y asesinado a periodistas, pues la impunidad en este rubro brinda una invitación a seguirlos matando y agrediendo, afirmó la comunicadora Carmen Aristegui Flores Al participar en el Seminario Internacional "El derecho a defender los derechos humanos y la libertad de expresión", la conductora del noticiario Hoy por Hoy expresó que el hecho de que haya tantos reporteros agredidos, amenazados y asesinados, "sólo es posible y entendible en un marco tan brutal de impunidad, que explica espirales de violencia como las que hoy tiene el país" En el Club de Periodistas, Aristegui dijo que el Estado ha demostrado ineficacia para investigar, aprehender y sancionar a los agresores de comunicadores "Como no existe esa sanción del Estado mexicano la puerta está abierta, y la pregunta es: ¿cuántos muertos faltan?" Ante estudiantes, defensoras y defensores de derechos humanos y organizaciones de la sociedad civil, indicó que en este tiempo de amenazas al gremio periodístico, las y los informadores tienen que reflexionar sobre su actuación organizada, olvidándose de competencias profesionales y ver qué tipo de trabajo realizan Aristegui explicó que la censura no es sólo el silencio de reporteras y reporteros, sino el impedir que el otro hable "Es negarle a la sociedad la otra parte de la historia", señaló, y dijo que la libertad de expresión no es uno más de los derechos humanos, sino debe ser el más importante para encontrar el llamado orden político "Los obstáculos para el ejercicio de la libertad de expresión son las agresiones, las intimidaciones, las amenazas y las muertes de periodistas, problemáticas que deberían ser de las principales a resolver para el Estado, pero no es así", señaló Añadió que otros obstáculos identificables que limitan la libertad de expresión en el país, son los temas de la ética profesional, las prácticas monopólicas y el diseño adverso de las normas por parte de un régimen para ejercer este derecho Aristegui apuntó que el gran reto para hacer realidad la libertad de expresión, es que la sociedad asuma como suya las agresiones, amenazas, intimidaciones y asesinatos de comunicadores Por su parte, el reportero de Proceso, Jenaro Villamil Rodríguez, advirtió que actualmente en el país se vive una clara y contundente política de inducción del miedo, el odio y la santificación de la mano dura, y el respeto a los derechos humanos se ve como un obstáculo Comentó que una barrera también de la libertad de expresión es la concentración monopólica de los medios de comunicación, donde a últimas fechas poco o nada se aborda sobre la criminalización de las protestas sociales "Desde las elecciones federales de julio del año pasado, el país vive una política de la difusión del miedo, y esa es la principal amenaza para la libertad de expresión", afirmó El Seminario Internacional convocó a expertos de Canadá, Colombia, Costa Rica, Chile, España, Irlanda del Norte, Reino Unido, Suiza, Estados Unidos y México, así como organizaciones como la Fundación "Manuel Buendía"; Cencos; Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL); Artículo XIX Sección México; Abogadas y Abogados para la Justicia y los Derechos Humanos; Centro de Derechos Humanos "Fray Francisco de Vitoria"; la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos; Geneva for Human Rights; Incide Social; la OACNUDH; la red Nacional de Organismos Civiles "Todos los derechos para todos"; la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, y el Club de Periodistas

Comentarios