Dicta Aznar receta contra el "drama del populismo"

miércoles, 20 de junio de 2007
México, D F, 19 de junio (apro)- José María Aznar, expresidente de España, exhibió su plena identificación con el Partido Acción Nacional (PAN) y con el gobierno de Felipe Calderón, a los que incorporó a su cruzada en defensa de la "civilización occidental" y, aunque con cautela, puso a México como ejemplo del "éxito mexicano" frente al "drama del populismo" "El éxito mexicano, como el de otros muchos países de la región, y modestamente el de España, debe convertirse en un ejemplo a seguir para aquellos países de América Latina que se han visto abocados, en los últimos años, al drama del populismo", expresó Aznar en la presentación del libro América Latina: Una agenda de libertad Ante un centenar de invitados reunidos en la sede de la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA), que preside Manuel Espino --a quien agasajó por haber obtenido los mejores resultados del PAN en su historia--, Aznar disertó ampliamente sobre los peligros del populismo, cuyo ejemplo es Venezuela Precedido de la palabra por Marcel Granier, a quien precisamente el gobierno de Hugo Chávez decidió no renovarle la concesión de Radio Caracas Televisión, y mientras fuera de la sede de la ODCA un centenar de simpatizantes de Andrés Manuel López Obrador repudiaba su visita, Aznar enalteció a la sociedad mexicana y no escatimó elogios al gobierno encabezado por Felipe Calderón Con apenas dos días en México y a unas horas de su partida, Aznar se entrevistó ayer con Calderón y con Espino, y hoy lo hizo con Vicente Fox, en su rancho de Guanajuato; previamente recorrió la exposición de Frida Khalo, en el Palacio de Bellas Artes, con lo que basó su exposición ante diplomáticos, miembros del PAN y escasos integrantes del gobierno, entre ellos José Luis Luege, director general de la Comisión Nacional del Agua "El prodigioso avance de la sociedad mexicana estos últimos años es el mejor ejemplo de cómo existe un camino exitoso por el que se debe avanzar El optimismo que hoy se percibe al hablar con los mexicanos, la evidente pujanza económica, la creciente presencia cultural de México en el mundo, son sólo ejemplos de cómo el fortalecimiento de las instituciones democráticas, unidos a las reformas políticas y económicas, definen un camino virtuoso" Sin aludir a ningún partido político opuesto al PAN, como en el año pasado, cuando se pronunció abiertamente por Calderón y que fue lo que hoy concitó la protesta frente a la sede de la ODCA ?en la que le gritaban diversas consignas, como "Aznar, Aznar, delincuente electoral"--, el expresidente del Partido Popular de España contrastó los avances que, según él, existen en México con el populismo, su obsesión "Creo que el populismo es la peor receta para un país Creo que las trampas del populismo obstaculizan el crecimiento de las naciones Creo que el populismo constituye un peligro para los valores occidentales de libertad, dignidad de la persona y la democracia Su triunfo condenaría a América Latina a la división y a la irrelevancia" Afuera seguían los gritos de los simpatizantes de López Obrador, quienes llegaron cinco minutos antes que Aznar a la sede de la ODCA y soportaron la lluvia que se abatía en Las Lomas de Chapultepec "Chin, chin, chin, que se vaya el gachupín" y "Felipe, entiende, tú no eres presidente", gritaban En su exposición, después de la bienvenida de Espino y la exposición de Granier sobre el caso de Venezuela, Aznar defendió la civilización occidental y minimizó a la cultura indígena que encontraron los españoles en América "Occidente quedaría incompleto y mutilado sin el conjunto de América Latina, no sólo porque venido de la misma tradición, que en estas tierras se enriqueció con las aportaciones de las culturas autóctonas, pero que mantuvo su línea de identificación esencial muy clara, algo que ha recordado recientemente el papa Benedicto XVI", afirmó

Comentarios