Exhorta Calderón a Ebrard a trabajar juntos en pro del DF

miércoles, 27 de junio de 2007 · 01:00
México, D F, 26 de junio (apro)- La Ciudad de México puede sufrir la peor inundación de su historia, cuyas consecuencias serían catastróficas si no se resuelven pronto los problemas hidráulicos que la aquejan desde hace décadas, advirtió el presidente Felipe Calderón al poner en funcionamiento el último tramo del entubamiento denominado Gran Canal de Desagüe Aunque sin mencionar por su nombre al jefe de gobierno local Marcelo Ebrard, el michoacano instó "a las autoridades capitalinas" a trabajar juntos para resolver esta problemática por el bien todos los ciudadanos Calderón Hinojosa concretó así su segundo día consecutivo de actividades en la Ciudad de México, políticamente dominada por su principal adversario: el Partido de la Revolución Democrática (PRD) Hasta el momento Ebrard Casaubón no reconoce a Calderón como presidente después de las controvertidas elecciones del pasado 2 de julio del 2006 Apostado en una de las zonas populares de la delegación Venustiano Carranza, justo en la parte del Gran Canal que ahora quedará entubado, Calderón lanzó el siguiente mensaje: "En esta administración vamos a apoyar los esfuerzos de los gobiernos locales por resolver el problema del agua en el Valle de México Para ello, estamos desarrollando un ambicioso plan de saneamiento, drenaje y potabilización que mejore la disponibilidad y la calidad del agua" Como ha venido sucediendo desde el año pasado, el jefe del GDF, Marcelo Ebrard, no acudió al acto oficial de inauguración para acompañar a Calderón En el templete, por parte de las autoridades locales, sólo hicieron aparecieron el delegado de Venustiano Carranza, Julio César Moreno, y el director general del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, Ramón Aguirre, ambos de extracción perredista Durante el acto oficial que duró alrededor de una hora, el maestro de ceremonias nunca refirió que ambos personajes perredistas estuvieran ahí en representación de Ebrard Aun bajo estas circunstancias, Calderón pronunció un discurso buscando abrir el diálogo con el jefe de gobierno capitalino: "Es un esfuerzo (el de solucionar el problema hidráulico), que requerirá de los ciudadanos, de la aportación del Gobierno del Distrito Federal, de aportación del gobierno del Estado de México y, desde luego, del gobierno federal para lograr una inversión de más de 36 mil millones de pesos", dijo frente a funcionarios de la Comisión Nacional del Agua (CNA) que fueron llevados ahí para ocupar el sillerío colocado frente al templete Al hacer entrega de esta obra, agregó, "respondemos a una larga demanda de los habitantes de la Ciudad de México Ahora, el gobierno local será el encargado de la operación y el mantenimiento del canal" Desde su perspectiva, sólo mediante la corresponsabilidad entre ambas instancias se podrá atender de manera eficaz el problema hidráulico de la ciudad, "que es más grave de lo que algunas autoridades habían reflejado en sus acciones" Luego de su discurso, el titular del Ejecutivo se puso un caso azul con las siglas de la CNA para recorrer a pie los alrededor de 3 kilómetros de la obra subterránea, acompañado tanto del delegado perredista como del director del sistema de aguas A diferencia del lunes en que utilizó un helicóptero para arribar al hospital "Ignacio Zaragoza", esta vez Calderón llegó a las nuevas obras del Gran Canal de Desagüe a bordo de una camioneta Los vecinos apenas y se percataron del inusitado movimiento policiaco por sus calles Cuando la comitiva presidencial ya se marchaba a Los Pinos, un pequeño grupo, entre amas de casas y ancianos, apostados en una esquina, lanzaron consignas en favor de Andrés Manuel López Obrador Calderón no los vio ni los escuchó La inauguración de este Gran Canal de Desagüe data de 1900 y corrió a cargo del controvertido Porfirio Díaz Ahora, más de un siglo después, será entubado por completo luego de haber sido prácticamente devorado por la mancha urbana

Comentarios