El efecto RCTV

domingo, 3 de junio de 2007
El presidente Hugo Chávez paga altos costos políticos por no haber renovado la concesión a Radio Caracas Televisión (RCTV) Perdió 10 puntos de popularidad entre los venezolanos y enfrenta las protestas de un sector que se había mantenido al margen de la lucha política: los estudiantes En el ámbito internacional recibe condenas públicas de organizaciones y gobiernos, incluidos algunos de los que consideraba sus aliados C ARACAS- Durante el pasado domingo 27 de mayo, la televisora Radio Caracas Televisión (RCTV) acaparó la audiencia: un promedio de 46% de los televidentes sintonizó el canal, según un monitoreo realizado por la empresa especializada AGB No era para menos Era su último día de transmisiones en canal abierto El gobierno de Hugo Chávez había decidido ?pese a recursos legales y protestas públicas dentro y fuera del país? que saliera del aire y su lugar lo ocupara una nueva televisora estatal: TVES A las 11:45 de la noche, 15 minutos antes de que terminara sus transmisiones, RCTV logró que 80% de los televidentes, chavistas y opositores por igual, se sentaran frente al televisor para presenciar cómo su señal se esfumaba para siempre, después de que el personal de la televisora cantara el himno venezolano La cifra de audiencia confirmó lo que algunos estudios de opinión habían señalado en mayo: que la mayoría de los venezolanos está en contra de que el gobierno no renueve la concesión al canal privado De hecho, el encuestador Félix Seijas sostiene que durante ese mes la emisora tuvo un apoyo de entre 60% y 70% de los venezolanos Y encuestadores de otras firmas, como la de Óscar Schemel, revelaron que, debido a esta medida, el presidente Chávez perdió 10 puntos de su popularidad: de 49% a 39% Ello indicó que, en los hechos, el gobierno desafió incluso la opinión de buena parte de sus propios seguidores RCTV preparó para ese domingo un final emotivo Reunió a sus actores y trabajadores en el salón de recepción de su sede, ubicado en la esquina de la calle Bárcenas, en el centro de la capital Al mejor estilo melodramático ?formato que RCTV utilizó en la producción de los culebrones (telenovelas) que le dieron fama internacional?, el canal transmitió durante 18 horas un recuento de su historia, titulado Un amigo es para siempre En la pantalla aparecieron imágenes de programas que marcaron época: La Rochela, el programa cómico que se mantuvo en el aire durante 49 años seguidos (récord registrado en el libro Guinness), el show de variedades de Renny Ottolina y telenovelas como Cristal, Topacio, La dama de rosa y Casandra Esas imágenes fueron intercaladas con intervenciones en vivo de actores y actrices que en tono de súplica, dolor, indignación e impotencia rechazaron la medida gubernamental A las instalaciones de la emisora acudieron estrellas veteranas como Rosario Prieto, Carmen Victoria Pérez, Caridad Canelón, Carlos Mata, Franklin Virgüez y Mayra Alejandra, así como artistas más jóvenes que han dejado una impronta en la última década, como Gabriela Vergara, Gabriela Spanic, Marjorie de Sousa, Ricardo Álamo y Jerónimo Gil Afuera del edificio del canal, unas 5 mil personas ?sobre todo jóvenes? asistieron "al final del show" Allí estaban, subidos en una tarima, varios de sus actores preferidos Fue un momento singular: el espectáculo y la política se mezclaron Al mismo tiempo, en la sede de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, ubicada en el barrio de Las Mercedes, otra multitud se agolpó en las puertas del edificio para protestar por el cierre de RCTV Esa noche iniciaron las manifestaciones De la pantalla a las calles La mayoría de los periódicos nacionales cubrieron la noticia del final de las transmisiones de RCTV Sus editoriales y artículos expresaron solidaridad hacia el canal Por ejemplo, el diario El Nacional presentó en su primera plana del domingo 27 una pantalla de televisión con fondo negro y con el título Poder sin límites, en referencia al control que ejerce el gobierno venezolano Líderes de opinión también expresaron su rechazo a la medida y una larga lista de organizaciones no gubernamentales, de instituciones internacionales, de gobiernos y medios de comunicación protestaron por lo que consideraron un atentado a la democracia, a la libertad de expresión y a la división de poderes "Esta es, sin duda, la medida que mayor costo político ha significado para el gobierno de Chávez desde 1998 Ha habido reacciones internacionales de todo tipo, y dentro del país el cierre del canal ha provocado en los opositores al gobierno mucha indignación, mucha rabia", afirma Andrés Cañizares, miembro en Venezuela de Reporteros Sin Fronteras e investigador en comunicación política de la Universidad Católica Andrés Bello Unas horas después del cierre del canal, iniciaron las protestas callejeras Éstas fueron encabezadas por estudiantes universitarios y de educación media Fue también un hecho singular: los estudiantes no se habían manifestado como un claro movimiento político durante estos años de polarización social en Venezuela Un día después ?lunes 28?, los estudiantes tomaron plazas y calles de Caracas y realizaron bloqueos en las autopistas que conectan a esta ciudad Eran de universidades privadas, como la Católica Andrés Bello, la Metropolitana, Monte Ávila y Santa María, pero también de centros de enseñanza pública, como la Universidad Central de Venezuela (UCV) y la Universidad Simón Bolívar Las protestas rápidamente generaron embotellamientos monumentales y paralizaron a la capital venezolana La Guardia Nacional y la Policía Metropolitana reaccionaron con dureza: disolvieron las manifestaciones con gases lacrimógenos y balas de goma Los muchachos respondieron lanzando palos y piedras Hasta el miércoles 30, el saldo era de centenares de heridos (entre ellos 21 policías) y 182 detenidos, la mayoría menores de edad El gobierno atribuyó la responsabilidad de las protestas al canal de televisión Globovisión, abierto crítico de Chávez, que después de que RCTV salió del aire, del domingo 27 al martes 29, incrementó su audiencia de 10% a 18% En un artículo publicado en el diario El Nacional, la periodista Vanesa Gómez explicó que, desde el anuncio del cierre del canal, los estudiantes habían discutido esa medida y sus efectos en la libertad de expresión Habían celebrado reuniones y asambleas en las aulas universitarias Se había articulado poco a poco un movimiento de protesta Para Cañizares, los jóvenes que salieron a la calle a protestar no pertenecen al grueso de la audiencia de RCTV, pero ven en el cierre del canal el corolario de una serie de medidas que los llenan de incertidumbre, tales como la reforma constitucional llevada a cabo a puertas cerradas por el Poder Ejecutivo, la politización de la Fuerza Armada Nacional y la creación de un partido único socialista Precisa: "El cierre del canal es la primera medida concreta, en vivo y directo, de estos cambios drásticos que está llevando a cabo el gobierno desde diciembre El cierre de RCTV no sólo tiene consecuencias para la libertad de expresión, sino que es percibido por los estudiantes como un paso previo a la posible pérdida de la autonomía universitaria, una de las pocas instituciones que aún no está controlada enteramente por el gobierno nacional" Revés internacional Instituciones como Reporteros Sin Fronteras, Human Rigths Watch y la Sociedad Interamericana de Prensa condenaron el cierre de RCTV En el mismo sentido se pronunciaron el Parlamento Europeo, la Comisión Europea, el Senado estadunidense y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos "El gobierno venezolano desestimó que los medios de comunicación son un poder internacional Hay redes que defienden la libertad de expresión porque viven de ella Cuanto más trasnacionalizados son los medios de comunicación, más necesitan tener acceso a todos los países El gobierno de Chávez subestimó al mundo de hoy y a sus organizaciones no gubernamentales", afirma a Proceso Elsa Cardozo, experta en asuntos internacionales Añade: "El rechazo al gobierno de Venezuela es significativo por el hecho de que se hayan expresado todos medios de comunicación, por la movilización internacional de las organizaciones y por la presión que éstas pueden ejercer en gobiernos de diferentes países" Cardozo pone un ejemplo: El martes 29, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, declaró que no renovar la concesión de RCTV era "un problema de la legislación venezolana y del gobierno venezolano" Ante la presión de organizaciones civiles y medios de comunicación brasileños, un día después cambió de opinión Durante el Congreso de Radiodifusión, dijo que "la democracia permite que la prensa diga lo que mejor le parece, en el momento que mejor le parece, y debe ser juzgada por los únicos juzgadores: los oyentes, los telespectadores y los lectores" Esa posición de Lula estuvo acompañada por una declaración del Senado de Brasil en la que hace un llamado al gobierno venezolano para que reabra RCTV Este giro brasileño es fundamental en el contexto hemisférico y puede marcar un precedente para futuras acciones de presión internacional contra Chávez El liderazgo brasileño "pesa mucho en el gobierno venezolano Hay una crítica a la manera como se manejó la medida y eso puede ser el comienzo de una iniciativa continental para la defensa de la libertad de expresión en Venezuela", advierte Cardozo Otro ejemplo del costo internacional que Chávez paga por su decisión de cerrar RCTV: el Centro Carter ?que dirige el expresidente estadunidense James Carter? emitió un comunicado en el que expresa su "preocupación" debido a que la no renovación "por razones políticas" de concesiones televisivas en Venezuela puede provocar "autocensura y tener un efecto negativo sobre la libertad de expresión" Carter tenía una relación cercana a Chávez y algunos analistas lo consideraban como uno de sus aliados en Estados Unidos "Pero eso no significa que el Centro Carter o el expresidente deban dejar de hablar sobre los asuntos que le preocupan en Venezuela, como la situación de los derechos humanos y las violaciones a la libertad de expresión", declaró Jennifer McCoy, directora del Programa para las Américas del Centro Carter, durante una entrevista con Jesús Esquivel, corresponsal de Proceso en Washington McCoy, sin embargo, matizó: "Eso tampoco significa el rompimiento de la relación" de Carter y Chávez Por su parte, la presidenta chilena, Michelle Bachelet, declaró que su gobierno "observa esta situación (en Venezuela) y espera el resultado del análisis que hace la Corte Interamericana de Derechos Humanos, con todos los datos a la vista" Bachelet se refirió al recurso que presentaron unos trabajadores de RCTV ante la Corte Interamericana, en el que argumentan que el cierre del canal atenta contra el derecho al trabajo y contra la libertad de expresión, según difundió el pasado jueves 31 un despacho de Reuters Según esta agencia informativa, la corte dio entrada a dicho recurso Para Cañizares, las declaraciones de Bachelet son un indicio firme de que la Corte Interamericana puede pronunciarse, y considera que Chile y Brasil pueden ser piezas angulares de una campaña hemisférica contra la medida tomada por el gobierno venezolano "El cierre del canal permite, a nivel internacional, tener una mejor apreciación de lo que ocurre en Venezuela: la falta de independencia de las instituciones, la concentración de poder y la ausencia de espacios para la crítica Esta medida, sin duda, termina de configurar un alerta contra el gobierno de Hugo Chávez", concluye el investigador ?

Comentarios