¡Admiración!

lunes, 4 de junio de 2007
México, D F, 4 de junio (apro)- Maravillosa especie humana: permítanme, como dicen ustedes, que me quite el sombrero ante ustedes en muestra del respeto que me merecen y lo mucho que los admiro Se lo han ganado a pulso ¡Ahí es nada! No perder el paso, al tiempo que la cabeza, ante tantas oportunidades que se han dado, no volverse locos ante las opciones que tienen de ser o no ser conforme a los numerosos paradigmas o modelos, como decían antes, que se han dado --¡y siguen dándose!-- para entender, explicarse y vivir sus vidas, para realizarse, algunos de los cuales a continuación enumero: Oriente, Occidente- Misticismo, racionalidad- Fe, ciencia- Creacionismo, evolución- Yavé, Cristo, Alá- Fervor religioso, guerras de religión- Religión, psicología- Libre albedrío, reflejos condicionados- Derecho a la vida, control de la natalidad- Progreso, ecología- Libre competencia, solidaridad- Propiedad privada, socialismo- Mercado libre, contrabando y piratería- Teología de la liberación, individualismo- Ricos y pobres- Triunfadores, perdedores- Hedonistas satisfechos, resentidos envidiosos- Lucha de clases, cooperación entre las clases- Elites del poder, populismo- Clases productivas, clases parásitas- Izquierdas, derechas y centro- Democracia, oligarquía- Democracia, telecracia- Política, video política- Derecho a la información, información clasificada o blindada? y aquí le corto, pues de seguir quién sabe cuánto duraría esto, como el cuento de la buena pipa Repito: les admiro y les respeto, pues ante tantas opciones de seleccionar el ser o dejar de ser esto o lo otro, conforme al extenso abanico de paradigmas que ustedes mismo se han creado --¡siguen creándose!-- para analizar, comprender y explicarse quiénes son, de dónde vienen y a dónde ir a parar posiblemente, no se han chiflado, no se han vuelto locos ¡Que maravilla! Sobre todo si se tiene en cuenta que muchos de esos modelos o paradigmas son contradictorios en no pocas ocasiones y se enfrentan unos a otros Les felicito por ello, por haber sabido salvar esos problemas Les tengo que confesar que este servidor de ustedes, en modo alguno, puede aclarar y le importa un pepino, pues considera que ello no tiene la menor importancia, si esos modelos o paradigmas son verdaderos o falsos Lo que me importa y me admira es que con esos referentes ?modelos o paradigmas-- que tantas opciones les han dado y siguen dando de elección, se han otorgado --¡y siguen otorgándose!? más oportunidades de libertad ¡Vamos, que han ampliado y continúan ampliándose sus libertades! ¡Y sin que su especie se haya vuelto estúpida, loca o extinguido en ese intento! No crean que exagero al escribir lo anterior, o, peor aún, que lo he escrito con la intención de halagarlos quien sabe con qué oscuro y avieso fin ¡No!, nada de eso Confíen, ya que se lo dice uno al que eso le pasó ante la simple alternativa de no saber decidirse que era lo más importante para su existir: si comer o beber Y en esa duda, ya saben ustedes como me fue Ante esto, ¿cómo no quieren ustedes que no me asombre y admire ante su portentosa capacidad de preferir, de elegir esto o aquello y de que sigan ampliando sus oportunidades de libertad? Que ante tantos naufragios de no pocos de esos sus paradigmas, ¿cómo no pasmarse, respetarlos y admirarlos porque su especie, hombres, no haya naufragado, no se haya ido a pique con ellos? No ignoro que muchos de ustedes están desorientados y angustiados por los naufragios de esos sus modelos que pretendían estar en posesión de la verdad absoluta; que están angustiados porque no están seguros; porque temen que el relativismo y el perspectivismo de la verdad esté convirtiendo a la misma en un simple convencionalismo, en un artificio bueno quién sabe para qué Sé también que no faltan entre ustedes, apreciados humanos, quienes están exasperados e, incluso, aterrados porque recelan que con tanta extensión de su libertad, con tantas oportunidades de comprenderse, explicarse y con ello justificarse, se siembre la duda entre ustedes y así se conviertan en seres difusos, confusos, confundibles y confundidores, pero este servidor de ustedes les asegura, y créanme que con razón, pues recuerden que este servidor ya ha pasado por ese mismo problema y a llegado a más extremo que ustedes, mis respetados humanos, que eso de sus dudas y miedos sobre su identidad o falta de la misma es santo y bueno, claro, siempre que continúen navegando o por lo menos se mantengan a flote Piénsenlo Seguro de que estas mis sugerencias dictadas por la admiración y el respeto que les tengo, serán apreciadas como se merecen, queda de ustedes agradecido El asno de Buridan

Comentarios