¿Dónde queda la bolita?

lunes, 2 de julio de 2007
México, D F, 2 de julio (apro)- J M AZNAR Presente Distinguido exmandatario español y actual presidente de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES): felicitaciones y reciba usted mi más sincera admiración por ser uno de los grandes mentirosos de la historia Reciba la misma sin recelo, complázcase con ella, ya que se le manifiesta un personaje profesional de la mentira ?de mucha menos importancia las mías que las suyas, por supuesto? pero que gracias a las mismas goza de fama desde hace más de dos siglos Le felicito, no porque ignore los hechos de la historia, como suponen algunos ingenuos, no, pues sí los conoce, sino por su capacidad de manipular esos hechos, porque no desconoce, como otros de sus correligionarios que, en lo general, el hombre tiene el instinto de mentir al prójimo, pero también que por razones de espacio no puedo aclarar en la presente ?la necesidad de que el prójimo le mienta e incluso de mentirse a sí mismo; por no ignorar que la impostura, el engaño puede ser ¡y es! un arma política e incluso, en determinadas situaciones, motor de la historia? en fin, que lo felicito, sobre todo, por tener el valor de llevar a la práctica esas verdades evidentes de la mentira ¡Admirable! Ese su valor, ya le ha dado frutos, le ha dado la oportunidad de poder ser acólito de otros dos mentirosos, por cierto más grandes y poderosos que usted, G W Bush y T Blair Ni modo, a todo hay quién gane Resígnese, pues sigue la mata dando Ese su valor para manipular los hechos de la historia por medio de la mentira, ha hecho de usted el representante idóneo, el acertado promotor y el apropiado viajante del documento denominado: "América Latina: una agenda para la libertad", por cierto publicado por ese instituto tan dignamente presidido por usted, el FAES, escrito donde se documenta y se hace la apología de los valores llamados occidentales y cristianos, ciertamente, pero con magistrales verdades a medias, silencios cómplices y mentiras evidentes, pues si por una parte se pondera que, gracias a esos valores, se cristianizó a los naturales de América primero y después sus habitantes pudieran acceder a la independencia, a la libertad, a la democracia, a ser parte de Occidente, por otra, como se dice castizamente en su tierra, señor J M Aznar, ese mismo documento calla como puta el atroz genocidio que significó para los indígenas americanos tal ?occidentalización? Y hay más, en esa citada agenda se siguen utilizando los considerados valores occidentales y cristianos, como la libertad, la democracia, la pluralidad, la tolerancia, el respeto a los derechos y libertades individuales, por ejemplo, para de nuevo atacar y de nuevo incriminar hasta criminalizar ?como en los tiempos de la Conquista y la Colonia-- a los diezmados sobrevivientes de ese genocidio ?que son los más pobres de entre los pobres de este continente-- por el hecho de levantar la voz en defensa de su identidad, pedir respeto para sus personas y reclamar su derecho a un lugar digno bajo el sol, por lo que se les considera, junto con los socialistas, los llamados ?altermundistas?, populistas y los nacionalistas que son una amenaza para Occidente y se les supone, a todos ellos, aliados de los terroristas islámicos, y de pilón, afirma, sin vergüenza, que las pasadas dictaduras latinoamericanas, como las de Pinochet y la de los milicos argentinos, por ejemplo, no fueron de derechas ¡Bien! Todo lo que dice y propone la mentada agenda, la convierte en un monumento de la impostura, de la mentira, de la acusación calumniosa; y a usted, ardoroso representante, promotor y viajante de la misma, lo afirma como un digno paladín de la mentira y de la acusación calumniosa; y por la manipulación de las mismas, en un maestro de ese juego de feria pueblerina conocido como "¿dónde quedó la bolita?", lo que le convierte a su vez en todo un experto de la filosofía que encierran los dichos: "Si no logras convencerlos, confúndelos" y "difama, que algo queda", ¡Bravo, mi estimado colega en la mentira y el engatusamiento! ¡Ah!, felicitaciones por ese su empeño en crear escuelas de esas sus habilidades señaladas en la presente (ya tiene una: el Partido Popular de España, su partido), como lo demuestra su activa promoción de la multimentada agenda en organizaciones y partidos afines al de usted Así como mis mentiras ya me han dado más de dos siglos de fama, con el sincero deseo de que las suyas le den los frutos que se merecen, queda de usted su seguro admirador EL BARON DE MÜNCHHAUSEN

Comentarios