Exige Calderón no confundir la lucha política con actos criminales

martes, 24 de julio de 2007
México, D F, 23 de julio (apro)- Ante cientos de soldados reunidos frente a su cuartel general del Campo Militar número Uno, el presidente Felipe Calderón exigió no confundir la lucha política con actos criminales que atenten contra el país "Las causas se defienden en el campo de las ideas y las instituciones democráticas, y no destruyendo lo que con gran esfuerzo hemos construido los mexicanos", enfatizó el mandatario, quien fue recibido con honores, como comandante supremo de las fuerzas armadas Calderón hizo este duro pronunciamiento cuando aún no se conocían los resultados de la movilización de la Asamblea de los Pueblos de Oaxaca (APPO) contra la organización de la fiesta de la Guelaguetza, encabezada por el gobernador Ulises Ruiz Dijo que su gobierno siempre mantendrá las puertas abiertas para el diálogo, sin que ello implique permitir atentados contra la convivencia pacífica de los mexicanos "Ante las amenazas y los crímenes cometidos contra el patrimonio de todos los mexicanos quiero asegurarles que el gobierno federal actuará con firmeza, estamos trabajando y redoblando el esfuerzo a través del fortalecimiento de las instituciones responsables para salvaguardar la seguridad de todos los mexicanos y de los bienes que son de la nación", indicó La última vez que hizo referencia indirectamente a La explosión de bombas en gasoductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) reivindicados por el Ejército Popular Revolucionario (EPR), Calderón pareció tomar las cosas con calma, al señalar que este grupo sólo buscaba golpes mediáticos, debido a que sus apariciones han sido esporádicas y sin demasiadas repercusiones Hoy, intempestivamente hubo un cambio de discurso "Vamos, por mandato de ley y convicción, a perseguir y castigar a quienes atentan contra la seguridad nacional y pretenden debilitar a las instituciones a las instituciones estratégicas que son del pueblo", dijo El discurso del mandatario provocó un largo silencio en la plaza llena de militares Sus palabras, duras como fueron, contrastaron con ese ambiente de fiesta y relajamiento previo a su llegada Cientos de soldados acompañados de sus familias fueron acomodados para presenciar cómo su comandante supremo cumplía con su compromiso ?apenas emitido hace seis meses-- de abatir el rezago de viviendas de interés social para la tropa Vestido con un traje gris, Calderón convocó de nuevo a "todos" a repudiar categóricamente la violencia desde el norte, el sur, del centro, del Pacífico o del Golfo Para motivar a la tropa, el mandatario recordó que justo un día como hoy, pero de 1812, el insurgente Valerio Trujado se hallaba sitiado en Huajuapan, en la Mixteca, por tropas superiores en recursos y armamento "Sin embargo, comprometido hasta el final con la causa de la independencia de México, Trujano nunca se rindió, soportó más de 100 días de sitio sin artillería, hasta que pudo fundir campanas para hacerse de cañones "Morelos, que su vez venía de romper el sitio de Cuautla, pudo socorrer a los insurgentes en Huajuapan, infringirles a los realistas una de sus peores derrotas en su historia", agregó Tras este pasaje histórico, Calderón hizo la entrega simbólica 12 mil créditos a soldados y marinos de tropa, que enfrentan un rezago de 32 mil casas Para apoyarlos sustancialmente, dijo que su gobierno canalizará recursos por 380 millones de pesos Esto quiere decir que habrá para cada soldado y marino un apoyo de 30 mil hasta 43 mil pesos que no tendrán que devolver El resto, unos 180 mil pesos vía Banjército, sí se pagarán pero a largo plazo "A tasas de interés accesibles y acordes con su capacidad de trabajo", apuntó Calderón

Comentarios