Propone magistrado "modernizar" leyes mexicanas en favor de los niños

sábado, 28 de julio de 2007
Colima, Col , 27 de julio (apro)- Frente al cambio generacional que se vive en la actualidad, donde los avances tecnológicos han acelerado la dinámica del aprendizaje y el conocimiento, el jurista Claudio Raymundo Gámez Perea propuso modernizar las leyes mexicanas para reconocer derechos a las personas menores de edad en materia familiar Durante su participación en la Asamblea Nacional de Abogados, cuestionó que pese a las disposiciones de tratados internacionales, las reformas a la legislación nacional han ido encaminadas a criminalizar a los menores de edad, sin antes resolver problemas estructurales de empleo, vivienda y salud, entre otros Gámez Perea, autor del libro Derecho familiar y actual magistrado del Supremo Tribunal de Justicia de Sinaloa, se pronunció por "una norma integral donde no solamente sea adulto el niño para castigarlo y continúe siendo un menor sólo para efectos de no concederle los derechos tutelados en los convenios y pactos internacionales" Manifestó que la Convención sobre los Derechos del Niño no hace diferenciaciones por edad, los considera como tales hasta los 18 años de edad, mientras que la Ley Federal para la Protección del Niño, la Niña y los Adolescentes sí realiza esas distinciones "Estas diferenciaciones sabíamos qué camino y qué rumbo llevaban: sencillamente meter en el circuito penal a este sector; ahora, según estas reformas, a los niños a los 14 años se les da bote y hasta los 18 votan", ironizó Según Claudio Raymundo Gámez, estas circunstancias empiezan a mover las conciencias y hay presión social sobre el punto "Estamos siendo sometidos a una vigilancia y realmente tenemos que empezarnos a sentar a dialogar y a referenciar los derechos que están tutelados en convenciones internacionales; esto nos debe poner en la conciencia la idea de que hemos estado solamente con lo que es la inercia y nos hemos dejado llevar por las cosas" En relación con los derechos que deben reconocerse a los menores de edad, el especialista se refirió a la capacidad de discernimiento "Si la sociedad observa el cambio tan impactante en el mundo de la ciencia y la tecnología, sobre todo en la comunicación, un deber ineludible sería describir en la norma que el discernimiento tiene que ver muy poco con la edad biológica; estamos no ante un nuevo siglo ni un nuevo milenio, sino ante una nueva generación, y por lo tanto esto debe verse reflejado en la legislación correspondiente", apuntó Según el jurista, es necesario llegar a grado tal que los niños y niñas tengan realmente lo que dice el derecho alemán, en el sentido de que es su facultad de discernimiento lo que permite adelantar o hacer progresiva la capacidad de ejercicio sin advertir los años que tengan Indicó que en la ley resulta paradójico y contradictorio entender ciertas cuestiones, pues, por ejemplo, el derecho suizo dice que los emancipados son adultos para todos los efectos, mientras que en México a los emancipados se les considera adultos a medias y en Alemania las leyes no hablan de edad, sino de la habilitación de edad conforme a su capacidad de discernimiento, de la forma de comprensión del mundo "Curiosamente ?ejemplificó? en las leyes mexicanas si un niño de 16 años contrae matrimonio, automáticamente sale de la patria potestad, pese a que sea la forma más cara, más dolorosa de hacerlo, y aunque se disuelva el matrimonio ya no recae el niño en la patria potestad" Sin embargo, dijo Gámez Perea, el emancipado es adulto para ciertas cuestiones y menor para otras: si quiere vender sus bienes raíces, aunque esté casado debe pedir licencia al juez y necesita un tutor para que lo represente en los procesos "Eso ?comentó-- lacera y atenta contra derechos fundamentales de esos niños, que no son objetos, sino sujetos de derecho; entonces debemos buscar que tengan más protagonismo social y sean realmente unos actores en esta sociedad" Concluyó: "Entendamos su capacidad de ejercicio y permitamos que ellos mismos puedan perfectamente meterse al mundo jurídico no a través de la representación, sino de ellos mismos"

Comentarios