Los "grandes" estrenos hollywoodenses

lunes, 9 de julio de 2007
México, D F, 9 de julio (apro)- La temporada de blockbusters veraniegos está a punto finalizar y hasta ahora las cosas no van nada bien, los estrenos multimillonarios han estado más cerca del "churro" que de la calidad, claro, entiéndase "calidad" en el contexto de cintas hollywoodenses, cuyo propósito es vender lo más que se pueda El marketing que rodeaba a estos proyectos era tal que las historias mismas no pudieron sustraerse de esto, o al menos es lo que uno quisiera creer, y utilizaron el recurso del "chiste" para que no nos las tomáramos muy en serio: por ejemplo, El hombre araña 3, una película que supuestamente iba a enseñar el lado oscuro del arácnido, terminó resolviendo esta situación por medio de un sketch; los momentos emotivos de Los cuatro fantásticos y Silver Surfer siempre venían acompañados de gags tipo sitcom Y ni hablar de Piratas del caribe 3: En el fin del mundo o Shrek tercero, ambas un chiste ambulante, aunque en la última es más entendible Todas las cintas anteriormente mencionadas llevaron sus dramas y aventuras al plano de la comedia, como si desearan darle la vuelta a toda convención, en parte porque intentar realizar "algo en serio" con un producto hambriento de dinero, hubiera resultado sumamente cínico para los creadores Hasta ahora, lo único que salvaría sería Ahora son trece, gracias a los ejercicios de montaje de Steven Soderbegh --además del reparto de súper estrellas-- pero de ahí en fuera, con todo y que éstas puedan llegar a entretenernos, no se encuentran a la altura de blockbusters pasados, como por ejemplo, la franquicia de los Hombres X Si un director hubiera inyectado la dosis de comedia a los Hombre X que posee la última de El hombre araña 3, este director merecería que lo quemaran en la hoguera Otro punto importante tiene que ver con el tiempo: todas las películas mencionadas, con excepción de Los cuatro fantásticos, duran más de hora y media, incluso Shrek Tercero No es que me asuste una cinta de dos horas, pero es raro ver que los blockbusters duren mucho, pues precisamente, se hacen lo más ligeros posibles para ganar un mayor número de audiencia Aún nos queda por ver la última de Harry Potter, Duro de matar 40 y Los Transformers; de éstas, sólo podría apostar por el filme del maguito, ¿por qué? Porque la cuarta parte de la franquicia encabezada por Bruce Willis dio lo que tenía que dar en la película pasada --hace ya varios años, por cierto-- no se qué cosas nuevas pueda aportar; en segundo lugar, la película de los autos que se convierten en robots y luchan por la conquista del universo, es dirigida por Michael Bay, realizador de Armageddon, Pearl Harbor y La isla, razón suficiente para no esperar mucho de una serie de culto En el caso de Harry Potter, hay que decir que es la franquicia más constante: todas sus cintas están más o menos a la par la una con la otra, y es muy probable que la serie se convierta en un clásico: Harry Potter no tiene que preocuparse por "voltearse de cabeza" por meter gente a las salas, sólo debe dejarse llevar por la historia, un éxito literario probado, lo cual no ocurre con las otras películas Así pues, a menos que la cinta de Potter esté sumamente mala, es casi un hecho que, en cuanto a calidad se refiere, la saga del mago sea lo más rescatable de este año; sin importar que los otros estrenos hallan recaudado millones y millones de dólares: todos sabemos que al final, el éxito comercial es efímero

Comentarios