Chile. Un largo septiembre, de Patricio Rivas

lunes, 13 de agosto de 2007
México, D F, 13 de agosto (apro)- La lucha del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) de Chile, a través de un dirigente a partir del golpe de Estado contra el presidente legítimo Salvador Allende, es el tema de un libro que ERA y Lom Ediciones lanzan al público por estos días Patricio Rivas divide su relato autobiográfico en quince capítulos, cada uno de los integran Chile Un largo septiembre, que recoge su intenso testimonio a partir de ese mes de 1973 durante los primeros años de la dictadura de Augusto Pinochet El arresto y la tortura, el exilio y el retorno clandestino a Chile, y finalmente la división del MIR y la reinstalación en la legalidad a partir de las elecciones de 1990, son contados en este volumen para, señalan los editores, "la recuperación de la memoria política del pasado reciente que, en ese sentido, representa un acompañamiento de los procesos actuales de la izquierda latinoamericana, contexto que le confiere una pertinencia particular" Nacido en Santiago de Chile en 1953, Rivas se dedica a la vida académica desde 1992 El que sigue es el relato titulado "Los hijos de la revuelta" (segundo del volumen de 246 páginas), precedido de este epígrafe: La biografía es como la geografía del alma * * * "Han escrito tanto en nuestro nombre, en el de nuestra generación y los sueños de 1968 Ahora escribo en mi nombre Desde distintas aproximaciones y lenguajes se me hace necesario comenzar, mesuradamente, la reconstrucción de este episodio Mi memoria trabaja para que la caricatura que han dibujado sea remplazada por la densa carga existencial de quienes vivimos los acontecimientos de toda una generación y de una época del siglo XX Un movimiento que comenzaría en muchos países al mismo tiempo y que pondría en marcha las pasiones e inteligencia de grandes colectivos humanos que buscaban subvertir la realidad Sé que todo lo que se escriba puede ser utilizado en contra Manipulado o tergiversado incluso por nosotros, de forma involuntaria Hay quienes creen que sería mejor no emprender por ahora este ejercicio; piensan que algún día llegará el momento del recuento El balance no vendrá de ninguna parte Hay que construirlo para que pueda navegar hacia nuevas orillas a través del habla colectiva De cuando en cuando cada época plantea a las personas, especialmente a sus jóvenes, nuevos dilemas y tramas Las herencias anteriores se derrumban y los muchachos y muchachas deben inventarse propia manera de ser en el mundo Es posible hacer un tributo a las experiencias del pasado, pero las vivencias ajenas se convierten en una trampa conservadora si no se aprende a descubrir lo particular de cada instante y las eventualidades que contiene Sólo así las generaciones se hacen fuertes y originales La generación de 1968, que comenzaría a fraguarse a fines de los años cincuenta y cuya acción se extendería hasta mediados de los años setenta, es la generación que sintetizó de mejor manera la transformación de la vida cotidiana con la transformación del mundo Fue un periodo en el que se acortaron todas las distancias El espíritu de la subversión cuestionó a la familia y al psicoanálisis; a los encierros institucionales y a la Iglesia católica; a la explotación y al dominio; al Pentágono y a la burocracia soviética Los disidentes tejieron con sus manos la utopía de la revuelta y de la dignidad humana Y tal como ocurrió con las sublevaciones de 1920, todo esto fue un aviso de incendio para los dueños del planeta Amar la vida resulta de la pasión por transformar el mundo y convertirlo en una provincia del hombre Nuestros intentos nos llevaron a arriesgar la vida para alcanzar una sociedad que no nos triturara de hambre, tedio ni opresión No lo logramos, tampoco fracasamos; aún existe un largo suspenso que no es definitivo"

Comentarios