La orden: matar

domingo, 19 de agosto de 2007
En el verano de 1961, Conrad Schuhmann tenía 19 años y era soldado en la República Democrática Alemana (RDA) Su tarea era custodiar la frontera entre Berlín Oriental y el sector occidental, a cargo de la fuerza de ocupación francesa Para ese entonces ya habían abandonado el país 27 millones de alemanes orientales Pero todo cambió la noche del 12 al 13 de agosto de 1961 En un gigantesco operativo, la RDA cerró los pasos fronterizos de la ciudad, y comenzó a erigirse el muro que dividiría la ciudad durante más de 28 años, refiere Proceso en su edición 1607 El 15 de agosto, el paso fronterizo bajo la custodia de Schuhmann seguía siendo sólo un cerco alambrado Después de mirar en todas direcciones, emprendió la carrera y saltó sobre la cerca Su imagen con el casco puesto y el fusil a punto de ser arrojado apareció en la prensa occidental a partir del día siguiente Para los detractores del modelo socialista, la foto constituía un testimonio incontestable Para las autoridades de la RDA, la fuga de sus ciudadanos significaba una catástrofe económica y evidenciaba la desconfianza en el sistema La deserción de los guardias fronterizos era aún más grave Por eso se extremaron las medidas "Para evitar cualquier intento de deserción de efectivos (para huir) por la frontera, se hace necesario que usted reconozca previamente y luego frustre la estrategia del traidor () En caso de necesidad, debe usted usar el arma de fuego de manera consecuente para detener al traidor o bien liquidarlo", establece un documento secreto de la Stasi, la policía secreta de la RDA, que ha causado un gran revuelo en Alemania desde su aparición, el pasado 11 de agosto El hallazgo reaviva el debate sobre la impunidad en que se mantienen casi todas las ejecuciones, que suman mil 200, cometidas por los guardias fronterizos, mientras los exfuncionarios, algunos todavía en activo en puestos diferentes, niegan haber dado ese tipo de instrucciones, destaca el reportaje que publica Proceso este domingo 19

Comentarios