Aprenda ajedrez con los campeones

lunes, 20 de agosto de 2007
México, D F, 20 de agosto (apro)- En nuestro país no es muy común ver libros de ajedrez escritos por jugadores mexicanos Caso excepcional en este sentido es Guil Russek, Maestro Internacional, quien ya ha logrado publicar seis libros (los cinco primeros con la editorial Selector) La más reciente obra de Russek, sacada a la luz pública por editorial Época, es un pequeño librito de 96 páginas, que aglutina la información más relevante sobre los campeones mundiales que ha tenido el mundo del ajedrez desde que se ha organizado como tal, a través de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE, por sus siglas en francés) El libro se divide en dos grandes partes La primera, que trata desde el objetivo del juego, las reglas del mismo, cómo se mueven las piezas, la captura entre ellas, los movimientos especiales como el enroque, la promoción de peones y la captura al paso, las situaciones cuando se produce el empate, el jaque y el jaque mate Es increíble que en tan sólo 13 páginas, el autor nos muestre todo lo que hay que saber para empezar a jugar al ajedrez Inmediatamente después, sigue con una descripción de la notación algebraica, la cual permitirá al lector reproducir las partidas y, desde luego, anotar las propias cuando juegue Una vez que esta introducción al juego ha sido realizada, Russek analiza los mates más cortos que pueden producirse: el del loco, el mate de Legal, etcétera Sigue entonces con una serie de partidas ilustrativas que analizan a detalle muchas de las partidas más famosas en la literatura ajedrecística, como por ejemplo, la partida que le ganara Ricardo Reti a Savielly Tartakower, en Viena 1910; o bien, la fascinante partida de ataque de Eddward Lasker contra George Thomas, en donde el rey del segundo jugador fue literalmente secuestrado de su morada y fulminado en las primeras filas del enemigo No podía faltar una de las partidas más brillantes, "la lanzadera", en donde el Gran Maestro mexicano Carlos Torre destroza la defensa de, ni más ni menos, el campeón Mundial, Emmanuel Lasker, (Moscú 1925), partida que dio la vuelta al mundo en su momento y que todo aficionado debe conocer Para la segunda parte del libro, Russek encara el análisis de los mejores exponentes del ajedrez: los campeones mundiales Hace una breve introducción histórica de quiénes han sido los campeones del mundo, oficializados por la FIDE, así como los cambios en la manera de buscar al retador del campeón, de lo que ha surgido una polémica interesante sobre cómo debe hacerse la selección del candidato para retar al campeón del mundo en turno Así, el autor pone a los primeros dieciséis jugadores, desde Steinitz hasta Kasparov, para después incluir a los últimos campeones del mundo, que jugaron con los nuevos esquemas de eliminación, empezando por Khalifman y terminando con Kramnik Una vez hecho esto, Russek hace una breve semblanza de todos estos jugadores, incluyendo a Morphy y Andersen, jugadores que ya se consideraban campeones mundiales, pero que nunca fueron oficialmente reconocidos como tales Para cada campeón del mundo, Guil Russek analiza con detalle algunas de las mejores producciones de esos jugadores Es interesante observar este enfoque, porque si se sigue con cuidado, puede verse cómo el ajedrez ha avanzado de manera histórica Las verdades de una época fueron puestas en tela de juicio por la siguiente generación de jugadores y este elemento parece ser el denominador común de cómo las ideas en ajedrez se renuevan En ocasiones Russek analiza partidas completas, en otras, solamente describe el remate de alguna partida magistral Finalmente, si aún le ha parecido insuficiente todo este material, el autor se ha preocupado por elegir 32 posiciones de partidas de los campeones del mundo, para que usted mismo pruebe sus habilidades, intentando encontrar las jugadas que hicieron que estos grandes maestros del tablero ganaran en cada una de las posiciones puestas como ejercicios Al final de los mismos, se incluyen las soluciones completas, es decir, con análisis de las variantes más críticas que pudieron darse en el encuentro Sin duda alguna, Guil Russek ha escrito un muy didáctico libro, amén de entretenido, porque nos muestra en breves 95 páginas, uno de los capítulos más importantes del ajedrez, la vida y obra de los mejores jugadores del planeta: los campeones del mundo Pero si todavía esto no lo convenciera del todo, cabe decir que el libro cuesta alrededor de 15 pesos, lo cual lo pone al alcance de todos Felicidades al autor y a la Editorial Época, por haberse permitido el "lujo" de publicar una obra que, sin duda, enriquece el acervo de obras de ajedrez en México

Comentarios