La maestra de Somalia

lunes, 20 de agosto de 2007
Ostia, Italia, 20 de agosto (apro) - Malena Barducci, profesora de italiano en la Universidad de Mogadisco y testigo de cómo Somalia pasó de la férrea dictadura de Mohamed Siad Barre a una terrible guerra civil que lleva más de quince años, comparte su experiencia en esa nación africana: "En Somalia nunca reprobé a ninguno de mis alumnos, porque al que no pasaba de curso lo enviaban directamente al frente de batalla contra Etiopía "En Italia soy una maestra muy estricta No lo fui así en Somalia No hubiera podido vivir con el cargo de conciencia si a alguno de mis estudiantes lo hubieran mandado al matadero" Desde la caída de Siad Barre en 1991, Somalia --paupérrimo país, pero a la vez geoestratégico-- no ha tenido ni Estado ni gobierno En entrevista con Apro, la maestra Barducci cuenta: "El régimen de Siad Barre era, en pocas palabras, la dictadura de la tribu del presidente, la cual ya estaba podrida por dentro En 1989 los diversos clanes lucharon por el poder sin que ninguno realmente lo alcanzara Siad Barre tuvo que ir al exilio a Kenia y luego a Nigeria, donde murió en 1995 Somalia cayó en una guerra civil que aún no ha terminado" Ángela La maestra Barducci suspira y relata: "Ya había estallado la penúltima guerra contra Etiopía cuando un día llegó una niña de 12 años, Angela, y me dijo que quería salir de Somalia ?¡Sólo tengo mis brazos para trabajar y sé que puedo valerme por mí misma! ¡Por favor ayúdeme!?, suplicaba la pequeña Me enteré que su padre había abandonado a la familia y que la madre también se había desentendido de ella El padre había exigido que a la niña se le practicara la ablación de genitales cuando tenía 7 años, tal como manda la tradición, pero la mamá de Ángela afortunadamente no lo permitió "En Somalia se hace la ?ablación faraónica?, que es terrible porque no sólo se corta el clítoris sino también los labios genitales para después suturar la vagina dejando sólo un pequeño orificio para orinar Con los años los tejidos se funden y, cuando una mujer se casa, el marido necesita varios días para desflorarla Si no puede él solo, usa un cuchillo Cuando en la calle se oyen gritos horribles de alguna mujer, la gente dice ?Ah, es un matrimonio en sus noches de bodas?" Barducci, prosigue su relato: "La ablación femenina no tiene orígenes religiosos, pero los clérigos musulmanes la adoptaron, a pesar que muchas niñas no sobreviven a las infecciones "Ángela se había salvado de ?la faraónica?, pero era considerada prostituta y libertina, pues quien no pasa por el terrible rito de iniciación no es digna de respeto Los niños le arrojaban piedras cuando la veían, los adultos le escupían "Llevé a Ángela a la escuela italiana en Mogadisco y pagué sus estudios Cuando regresé a Italia la traje conmigo Esta muchacha es de una inteligencia extraordinaria Estudió en la Universidad de Trieste la carrera de intérprete traductor y obtuvo las mejores notas Habla inglés, francés, ruso, español, somalí e italiano a la perfección Apenas Ángela se graduó, el gobierno italiano de Silvio Berlusconi aprobó una ley para los extranjeros que le daba a Ángela 70 días para salir de Italia y regresar a Somalia, que en ese momento estaba en la fase más cruel de la guerra "Además Ángela ya era italiana Aquí ha pasado la mayor parte de su vida Habla italiano mejor que los italianos Esta es su casa Somalia está en guerra y allá no tiene a nadie, ni siquiera familia "Ángela cayó en la depresión y en la desesperación De pronto se me ocurrió una idea con la que evitaríamos su deportación: la adopté Sentimentalmente ya era mi hija desde hacía mucho, ahora lo es ante la ley" --¿Qué fue lo que más le impresionó de Somalia? La maestra toma un sorbo de vino, repone: --Yo tenía muchos estudiantes, algunos inteligentísimos, y me estrujaba el corazón el saber que ese talento no tendría alimentación porque en Somalia no había ni hay periódicos, televisión, radio libre, nada, no hay nada Yo pensaba, si este muchacho viviera en Europa, ya sería considerado un genio, un investigador extraordinario, pero aquí no es nadie A Somalia no llegaban las noticias Había una censura absoluta Recuerda: "Cuando empecé a trabajar allá, las autoridades nos exigieron a los profesores extranjeros firmar una carta en la que nos comprometíamos a no hablar de política, de religión, de la posición de la mujer en otros países ni del cómo se vive en otros lugares del mundo Yo enseñaba un italiano artificial, pues sin la cultura, un idioma no es más que una lista de palabras huecas No debía enseñar qué era un trolebús, un tranvía, etcétera, de lo contrario habría roto mi compromiso de no hablar de cómo se vive en Europa Además en cada clase había un policía" Comenta que una ocasión un estudiante le preguntó: --¿En Italia vives en una casa de adobe o en una de piedra? --En una de piedra, de cemento --respondió ella --¡Ah! ¡Entonces eres muy muy rica¡ ¡Eres de la tribu del presidente! --exclamó el muchacho "Nadie sabía que en Europa la gente no vive en casas de palma", dice Luego, refiere: "La universidad era una vacilada No merecía ese nombre, pero ahora ni siquiera hay eso" Recuerda que "fue hasta después de la independencia de Italia en 1964 que el país empezó a usar el alfabeto latino, pues hasta ese entonces las lenguas de Somalia eran ágrafas y la poca educación que existía se impartía en italiano o inglés "El gobierno de Siad Barre ?continúa-- quería tener una gran cantidad de graduados aunque no supieran nada, sólo para mostrar su poder político Además él se proclamaba padre del socialismo científico al tiempo que los estudiantes universitarios aún creían que la Tierra era plana" La guerra En 1991 Mogadisco, la capital de Somalia, cayó en manos de Ali Mahdi Muhamed, un jefe tribal que nunca pudo gobernar y que sólo atizó el conflicto El presidente estadunidense Bill Clinton envió tropas para pacificar el país Washington llamó a esta misión Restaurar la Esperanza (1992-1994), la cual se transformó en un baño de sangre que costó la vida a miles de somalíes y a muchos estadunidenses Cuando la prensa de Estados Unidos difundió las escenas de los rebeldes arrastrando cadáveres de marines por las polvorosas calles de Mogadisco, Washington retiró a sus soldados La guerra civil siguió su curso En el 2000 se realizó una conferencia de reconciliación y se formó un gobierno provisional Sólo gobernó en Mogadisco y, al cabo de tres años, terminó como un gobierno en el exilio en Kenya Los señores de la guerra siguieron combatiendo entre sí Alejandro Barducci, hijo de la maestra Malena, se une a la entrevista Explica: "Somalia es un país musulmán pero en la variante más liberal Sin embargo, los estudiantes coránicos empezaron a apropiarse del país quitándoles el control a los viejos señores de la guerra Cuando éstos eran derrotados, eran tratados con bastante consideración, de tal suerte que los bandos alcanzaban acuerdos "La gente, cansada de décadas de guerra, no tuvo problema en apoyar a los islamistas si ellos traían la paz, aunque hubiera que adoptar la Sharia, la burca y el Corán como ley Con tal de que acabara la guerra, apoyaban a quien fuera, se alineaban con quien fuera" Cuando el gobierno de transición se exilió, los llamados Tribunales Islámicos ganaron el terreno Se hicieron del poder en el 2006 Desde entonces instauraron la Sharia (la ley islámica) Los señores de la guerra se levantaron en armas contra los islamistas Buscaban la revancha y se declararon enemigos del terrorismo islámico Los Tribunales Islámicos, por su parte, afirmaban que estaban en una Guerra Santa Pero Somalia está asentada en el llamado "cuerno de África", una zona geoestratégica para la navegación hacia el Golfo Pérsico Estados Unidos volvió intervenir, pero ya no de manera directa, sino utilizando al enemigo histórico de Somalia: la vecina Etiopía Etiopía envió sus soldados a Somalia con el objetivo de expulsar a los islamistas del poder Así lo hizo y ocupó el país entero El país se convirtió en un matadero sin que intervinieran la Organización de las Naciones Unidas (ONU) o la comunidad internacional El pasado 13 de agosto, Tom Portius, representante de la organización Human Rights Watch (HWR), presentó un duro informe desde Kenya en el que acusa al gobierno de Etiopía, a las Cortes Islámicas y a los señores de la guerra de haber cometido crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra durante los enfrentamientos realizados durante este año en Somalia El documento de 113 páginas titulado Traumatizados: civiles bajo ataque en Mogadisco señala, entre otras cosas, que los señores de la guerra se escondieron entre la población civil y Etiopía bombardeó barrios enteros, disparó misiles contra hospitales y amputó piernas y brazos a sus prisioneros de guerra Los islamistas quemaron vivos a sus cautivos Durante días los cadáveres se quedaron en las calles o en las casas y nadie los recogía debido al intenso tiroteo de los diversos bandos El gobierno provisional expulsó a los islamistas con la ayuda de las tropas etíopes Marzo y abril pasados fueron los meses más violentos cuando las tropas etíopes atacaron cruelmente la capital "Ninguna de las tres partes beligerantes tuvo consideración con los civiles Las potencias que apoyan al gobierno provisional somalí guardaron silencio ante las masacres y hay cientos de miles de somalíes como refugiados de guerra en países vecinos y sobreviviendo en condiciones infrahumanas" afirmó Tom Portius "Ojalá que este informe ponga a Somalia en la agenda internacional, en especial en el Consejo de Seguridad de la ONU, para que debata la pertinencia de enviar una misión de paz y una investigación a fondo para castigar a los culpables", señaló La semana pasada se reunieron en Somalia los representantes de las partes beligerantes Tal parece que el gran obstáculo para las conversaciones de paz es la presencia de las tropas etíopes

Comentarios