"No es delito tener dinero", replica Juez a fiscal en el caso Ye Gon

sábado, 4 de agosto de 2007
Washington, 3 de agosto (apro) - El juez Allan Kay, de la Corte federal del distrito de Columbia, negó la libertad bajo fianza al empresario chino naturalizado mexicano Zhenli Ye Gon, quien ante el magistrado se declaró inocente de los delitos que le imputa el gobierno estadunidense y que están relacionados con el tráfico ilegal de precursores químicos destinados para la elaboración de metanfetaminas La audiencia en la Corte de Columbia (Washington, DC) fue convocada para determinar si Ye Gon podría obtener la libertad bajo fianza, antes de que inicie su juicio por el cargo de "conspiración para importar drogas" que le achaca el Departamento de Justicia Ye Gon ?quien llegó custodiado por dos marshalls federales y vestido con el overol naranja, típico de los reos de las prisiones estadunidenses-- no logró convencer al juez Kay de que es un honesto empresario de la industria farmacéutica, y que el delito de narcotráfico que le imputan no tiene fundamentos y sólo forma parte de una "conspiración" en su contra en la que también participa el gobierno de México Curiosamente, la audiencia estuvo plagada de momentos controversiales cometidos por la defensa de Ye Gon, compuesta por los abogados Martin McMaho, Lisa DeAngelo y Ning Ye, así como por los fiscales Wanda Dixon, Juluis Rothstein y Paul Laymon, quienes representan al Departamento de Justicia Así, la fiscal Dixon pidió al juez negarle la libertad bajo fianza a Ye Gon, bajo el argumento que el acusado está involucrado en la confiscación que se realizó --hace dos años-- en México de 19 toneladas de precursores químicos farmacéuticos que, bajo una alteración de laboratorio, se convierten en seudoefedrina, sustancia que se requiere para fabricar drogas sintéticas El juez Kay interrumpió a la fiscal Dixon para pedirle le explicara qué relación tenía la confiscación en México de esos precursores químicos con el cargo que se le imputa en suelo estadunidense a Ye Gon La fiscal, nerviosa, alegó que a Ye Gon las autoridades mexicanas le decomisaron unos 207 millones de dólares en su residencia de Las Lomas de Chapultepec en la Ciudad de México, el 15 de marzo anterior "No es delito tener dinero", reprendió el juez Kay a la fiscal Dixon --No su señoría, pero presumimos que ese dinero proviene del tráfico de narcóticos y consideramos que no se puede dejar en libertad al senor Ye Gon porque representa una amenaza para la sociedad (estadunidense), y además puede escapar de Estados Unidos Sin embargo, los argumentos de la fiscal sólo dejaran en claro que por lo menos en esta audiencia el gobierno estadunidense no tenía a la mano las pruebas para respaldar sus dichos de que el empresario chino conspiró para traficar poco más de medio kilogramos de metanfetaminas Por la débil e incompleta presentación de recursos legales para justificar la acusación contra Ye Gon que hizo la fiscal Dixon, daba la impresión de que el juez Kay podría incluso dejar en libertad al empresario chino, pero todo se vino abajo cuando la defensa del acusado no supo aprovechar la oportunidad que le abrió la fiscalía estadunidense Cuando tocó el turno a Ye Gon de rebatir la acusación de Dixon, el abogado Ning Ye se dirigió al juez con un argumento enfocado a explicar la legalidad y honestidad del negocio de su cliente, y detalles sobre la supuesta conspiración política de la que es víctima el empresario chino "Eso no me corresponde a mi", interrumpió el juez Kay a Ning Ye "Lo que quiero es que me demuestre por qué debo dejar en libertad al senor Ye Gon, si el gobierno de Estados Unidos tiene la presunción de que representa un peligro para la sociedad por supuestos lazos con el tráfico de drogas", acotó el magistrado federal Ning Ye insistió en que su cliente era una persona honesta y que el delito que le imputan es totalmente falso Sin embargo, tampoco pudo sustentar con evidencias su alegato contra el gobierno de Estados Unidos El juez Kay posteriormente pidió le explicaran el estatus legal de residencia en Estados Unidos de Ye Gon y, cuando se enteró, de que su visa de turista había expirado y se le revocó una extensión de la misma, concluyó entonces que el acusado tenía la categoría de "indocumentado" Más aún: Ning Ye le informó al juez que su cliente ya había solicitado asilo político en Estados Unidos, pero que además "ya no tenía dinero", por lo que pedía lo dejaran en libertad pero sin ser obligado a pagar una fianza Por ello la defensa de Ye Gon presentó a la Corte una opción: que al empresario chino se le dejara en libertad y se le permitiera a la señorita Vivian Kwok --quien tiene una "relación profesional" con el acusado-- hacerse cargo de sus custodia bajo cualquier condición que le impusieran las autoridades federales estadunidenses El juez Kay no sólo rechazo la oferta de los abogados de Ye Gon, sino que asumió el argumento de la fiscalía, y por tanto determinó que el empresario chino siga bajo la custodia de los marshalls federales Finalmente, ordenó la reanudación de la audiencia ante la misma Corte el próximo jueves 9 de agosto a las 9:15 horas, para comenzar el juicio por el delito que le imputa el Departamento de Justicia

Comentarios