El reclamo italiano

domingo, 13 de enero de 2008
La muerte del italiano Simone Renda ?ocurrida en marzo pasado en los separos de la Policía Municipal en Playa del Carmen, Quintana Roo? tensó las relaciones entre los gobiernos de México e Italia Este último exige que se esclarezca el hecho y que se sancione a los responsables Ante la falta de resultados, el primer ministro italiano, Romano Prodi, podría incluir el caso en su agenda durante su visita a México, prevista para marzo próximo PLAYA DEL CARMEN, QR- La mañana del pasado 1 de marzo, el ciudadano italiano Simone Renda salió en calzoncillos de su habitación para pedir ayuda Tenía fiebre, se encontraba deshidratado y estaba sufriendo un preinfarto Intentó bajar al lobby del hotel donde se hospedaba: el Posada Mariposa, en Playa del Carmen Los empleados del hotel que lo vieron tambaleante y semidesnudo pensaron que estaba borracho o drogado, por lo cual llamaron a la policía; al llegar, los agentes subieron a Renda a la patrulla Lo acusaron de "escandalizar en la vía pública" y lo encerraron en los separos de la Policía Municipal Mientras el italiano permaneció detenido, le negaron agua, alimentos y atención médica Casi dos días después, murió en la celda Su cuerpo presentaba contusiones Su caso se suma al homicidio de Domenico y Annunziata Lainero, un matrimonio canadiense, ocurrido a comienzos de 2006 en Quintana Roo, y a la desaparición de la israelí Dana Rishphy en marzo pasado en esa misma entidad Sin embargo, la diferencia es que en el caso de Renda los presuntos responsables de su muerte son funcionarios públicos locales Durante todo 2007, el gobierno de Italia pidió al de México apoyo para resolver el caso de Renda y enjuiciar a quienes resulten presuntos responsables Pero hasta la fecha no hay detenidos El asunto alcanzó el más alto nivel político entre ambos países En junio pasado, el presidente de la República de Italia, Giorgio Napolitano, solicitó a su homólogo mexicano, Felipe Calderón, autorización para llevar a cabo una rogatoria internacional Este procedimiento de cooperación permitiría a las autoridades italianas hacer su propia investigación en México y abrir en aquel país un proceso contra quien resulte responsable de la muerte de Renda El envío de notas diplomáticas del gobierno italiano a las autoridades mexicanas y la posibilidad de que el tema se convierta en parte de la agenda oficial del primer ministro de Italia, Romano Prodi, durante su estancia en México en marzo próximo, ha puesto un ingrediente de tirantez a la relación entre los dos países El absurdo Al morir, Renda tenía 34 años Era economista y acababa de ser nombrado director del Monte Paschi de Siena, la casa de empeño más antigua de Italia A mediados de febrero de 2007 viajó a México como turista y permaneció durante 10 días en Playa del Carmen Se hospedó en el hotel Posada Mariposa, que las guías turísticas describen como barato, limpio, con agua caliente, aire acondicionado y buena atención Sus servicios están dirigidos especialmente a italianos, tal como se indica en su página en internet publicada únicamente en italiano El 1 de marzo, Renda estaba por concluir sus vacaciones en México El último movimiento de su tarjeta de crédito muestra que rentó un automóvil para trasladarse ese día al aeropuerto de Cancún, donde tomaría un avión de American Airlines rumbo a Milán, con escala en Nueva York De ahí volaría al aeropuerto de Bari, para trasladarse finalmente a Lecce, su ciudad natal Pero un malestar físico le impidió vestirse, sacar las maletas y entregar la habitación antes de las 12:00 horas, tal como lo establece el reglamento del hotel El abogado de la familia Renda, Rubén Salgado Bussey, asegura que el joven italiano estaba sufriendo un preinfarto, pero al verlo "semidesnudo" los empleados del hotel creyeron que se trataba de un problema de intoxicación por drogas o alcohol Pese a que el hotel ofrece asistencia médica de emergencia, la administradora, Luciana Asaduria, marcó al 066, el número de emergencia, para llamar a la policía turística Cuando los agentes llegaron y vieron al italiano coincidieron con la opinión de los empleados: estaba bajo los efectos de alcohol o alguna droga Sin realizar el trámite de salida del hotel y sin dar seguimiento a la situación de su cliente, Asaduria lo entregó a la policía Renda fue obligado a subir a una patrulla con todo y maletas y trasladado a los separos municipales, bajo el cargo de "escandalizar en la vía pública" Consultada por Proceso, Asaduria se negó a hablar de los hechos Dijo que sólo "está obligada a declarar ante las autoridades mexicanas" El encargado del restaurante Caffeteria Spaghetteria, ubicado a dos locales del hotel, recuerda claramente ese día y niega que haya habido un escándalo en la calle "Estábamos aquí y no vimos nada hasta que (a Renda) ya lo tenían subido a la patrulla", comenta a la reportera De acuerdo con las investigaciones de los abogados, un empleado del hotel ayudó a Renda a bajar del tercer piso al lobby del hotel, donde permaneció sentado entre 20 y 25 minutos Antes de que los agentes de la policía metieran a Renda en los separos, el médico legista Jaime Don Juan Salmerón lo revisó y diagnóstico presión alta, una severa deshidratación, así como una "posible" intoxicación En su reporte consignó que Renda debía ser trasladado a una clínica para recibir atención urgente Sin embargo, la juez calificadora, Hermila Valero González, ignoró las recomendaciones del médico y dio la orden para que lo llevaran a una celda El expediente del caso ?número 114/2007? revela que las autoridades no le proporcionaron a Renda asistencia médica, a pesar de que presentaba un posible infarto y de que podría quedar inconsciente Tampoco le dieron alimentos ni agua La reportera pudo consultar el documento donde se detallan las irregularidades en que incurrieron las autoridades municipales: "Simone Renda fue ingresado a la cárcel municipal sin que mediara orden de autoridad competente En consecuencia, fue privado de su libertad por más de las 36 horas previstas por la ley (para que pueda ser acusado formalmente de un delito); no se le siguió procedimiento por faltas administrativas y de buen gobierno; no se le calificó su supuesta falta administrativa; no se le dio garantía de audiencia; durante su detención no se le proporcionó traductor en español; no se le dio oportunidad de hablar con su consulado, y no se le dio aviso a su consulado, violando la Convención de Viena" Pese a que no hubo acusación formal en su contra, la juez Valero se negó a firmar su salida de la cárcel Según las declaraciones ministeriales, los celadores encontraron muerto a Renda el 3 de marzo, aproximadamente a las 6:00 horas, cuando realizaban la tercera ronda de vigilancia Su cuerpo estaba tirado en el suelo, sin un zapato y un calcetín El abogado de la familia refiere que el reporte de la autopsia que se le realizó al italiano establece que la causa de su muerte fue un infarto al miocardio Sin embargo, añade, "el cuerpo presentaba una herida en el parietal derecho e inexplicables contusiones en la espalda" También aclaró que "no se encontraron rastros de droga o alcohol" Además, asegura que Renda fue objeto de robo Desaparecieron su cartera, sus tarjetas de crédito y sus teléfonos celulares Según los familiares del italiano, éste había recibido dos días antes un envío de mil 500 euros, dinero que también se esfumó Por la muerte del italiano en los separos de la prisión del municipio de Solidaridad, al que pertenece Playa del Carmen, se iniciaron dos demandas: una civil por daño "moral y material" interpuesta por la madre de Renda; y otra penal, que se siguió por oficio, contra cuatro funcionarios locales: la juez calificadora, Hermila Valero; el subdirector de Seguridad Pública del municipio de Solidaridad, Pedro May Balam; así como contra los celadores Cruz Gómez Gómez y Enrique Nájera Sánchez La Procuraduría General de Justicia estatal giró órdenes de aprehensión contra estas cuatro personas Valero fue detenida, pero salió bajo fianza por tratarse de delitos no graves, mientras que los otros tres acusados obtuvieron un amparo federal Así, 10 meses después de los hechos a los funcionarios involucrados se les sigue proceso penal por los delitos de "abuso de autoridad y homicidio culposo", según prevé la causa penal 114/2007 Pero estos cargos no han sido suficientes para que alguno de ellos pise la cárcel Jaloneo El 4 de junio pasado, cuando Felipe Calderón viajó a Roma, el presidente italiano, Giorgio Napolitano, abordó personalmente el tema con el jefe del Ejecutivo mexicano "El caso es de relevancia en Italia y se habló de esto en la visita del presidente Felipe Calderón, en junio pasado en Roma", comenta en entrevista el embajador de Italia en México, Felice Scauso Napolitano pidió a Calderón permiso para hacer una rogatoria internacional, con el propósito de que autoridades judiciales de Italia pudieran venir a México a realizar su propia investigación, requerimiento que fue aceptado por el mandatario mexicano El pasado 15 de noviembre una delegación de funcionarios italianos, encabezada por la procuradora de Justicia de la provincia de Lecce, Angela Rotondano, y por el embajador Scauso, se trasladó a Playa del Carmen para realizar las diligencias de la rogatoria, consistentes en recabar las declaraciones de los involucrados, a fin de integrar su propia investigación Sin embargo, la misión fue poco fructífera porque casi todos los testigos e implicados se negaron a declarar ante los italianos, explica el abogado de la familia El embajador lamenta que las investigaciones no dieran buenos resultados y asegura que en Italia hay un expediente abierto sobre este caso Añade que "un magistrado italiano sigue la investigación y él verá, sobre la base que tenemos de investigación preliminar y los elementos con que contamos, qué tipo de seguimiento jurídico se le podrá dar en el marco de la colaboración internacional Estamos interesados en saber quiénes son los responsables porque seguramente los hay, con nombre y apellido", afirma Además, refiere que desde marzo pasado hubo intercambio de notas diplomáticas con las autoridades mexicanas para solicitarles la información sobre los avances del caso y estar al tanto de las investigaciones El jefe de la misión italiana en México expresa su confianza de "llegar a una solución y al esclarecimiento de los hechos" antes de que el primer ministro Romano Prodi venga a México en marzo próximo Manifiesta su confianza en que este hecho no afecte las relaciones entre ambos países y enfatiza que debe hacerse justicia Una fuente diplomática mexicana consultada por la reportera y que pidió el anonimato confirma que el embajador estuvo por lo menos en dos ocasiones en la cancillería mexicana, donde se reunió con la subsecretaria de Relaciones Exteriores, Lourdes Aranda En uno de estos encuentros, el representante italiano le hizo un fuerte reclamo porque consideró que la Secretaría de Relaciones Exteriores no realizó las gestiones pertinentes ante las autoridades locales También comenta que Scauso destacó ante Aranda que desde su llegada a México ha sido respetuoso de las reglas de protocolo y evitó, a finales de 2006, sumarse a la demanda que hicieron varios embajadores a la cancillería mexicana para que se brindara mayor seguridad a sus misiones No obstante, expresó que la muerte de este italiano le impide ahora quedarse de brazos cruzados En lo que se refiere a las autoridades mexicanas, el director de Ministerios Públicos de Playa del Carmen, Emilio Ramírez Mir, manifiesta que "los responsables del caso dieron por reparado el daño moral y material" toda vez que la demanda civil fue resuelta recientemente a favor de la familia de Renda, la cual recibió una indemnización de 50 mil dólares Para las autoridades italianas esto es insuficiente y esperan que se resuelva la demanda penal contra los funcionarios responsables, quienes incluso, según el abogado, "podrían ser pedidos en extradición" El pasado jueves 10, el gobierno de Prodi volvió a insistir en su demanda de justicia "Italia lo que pide es saber la verdad sobre lo sucedido y, en el caso de que existan responsabilidades, que se asuman ante la justicia", declaró desde Roma Pascuale Ferrara, vocero de la cancillería italiana Para Ramírez Mir, sin embargo, el problema se limita a "una diferencia en la interpretación de la ley entre los italianos y los mexicanos" A las autoridades italianas les preocupa que este hecho afecte la imagen del lugar en el que vive una amplia comunidad de su país En algunas zonas de Playa del Carmen es más fácil encontrar una pizzería que un puesto de tacos o un restaurante de hamburguesas El consulado de Italia en Playa del Carmen informa que en esa localidad se encuentran registrados como residentes oficialmente 3 mil 500 italianos, pero cifras extraoficiales hablan de hasta 20 mil, y según el embajador Scauso, casi 200 mil ciudadanos de su país visitan anualmente Quintana Roo l

Comentarios