Exhorta el Episcopado a Calderón a renegociar el TLCAN

martes, 15 de enero de 2008
México, D F, 14 de enero (apro)- La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) pidió al gobierno del presidente Felipe Calderón "renegociar" el "apartado agropecuario" del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), con el fin de "proteger" los "intereses de los campesinos e indígenas pobres, que son la mayoría" En un documento dado a conocer hoy, el máximo organismo de la jerarquía eclesiástica asegura que "existen condiciones jurídicas, económicas y morales para renegociar este capítulo, lo cual es prioritario para el gobierno y para los legisladores" Agrega que "esta apertura comercial --aunque beneficiará a unos pocos agricultores poderosos y tecnificados-- traerá consecuencias dolorosas para aquellos cuya supervivencia depende del campo Nunca podrán competir, en las circunstancias actuales, con los enormes subsidios que los gobiernos de Estados Unidos y Canadá otorgan a sus agricultores" Los obispos mexicanos también señalan que, "de no enmendar este punto, existe el riesgo real de un mayor empobrecimiento, especialmente en el medio rural e indígena, y de empujar a muchos campesinos más a abandonar el campo, y a emigrar a ciudades que no están preparadas para recibirlos, o intentar llegar a Estados Unidos, que en este momento tiene un fortísimo e inhumano programa antiinmigrante" Otro "riesgo" que se corre luego de la apertura del apartado ?prosigue la CEM--, es que los campesinos caerán en "la tentación de los cultivos ilícitos, puerta abierta a la inseguridad y a la violencia" Y señala: "El campo ha estado olvidado y descuidado en México Desde hace años se ha venido perdiendo la capacidad de autosuficiencia y de competitividad en la producción de alimentos básicos para la población La mayoría de los campesinos han quedado sin créditos y con tierras que se van reduciendo, desgastando y erosionando" A los campesinos ya no les será "rentable sembrar su propio maíz y frijol, de productores pasarán a ser sólo consumidores, haciéndolos dependientes de los grandes productores nacionales, estadounidenses y canadienses" De ahí que ?señalan los obispos-- en el fondo hay una "cuestión ética" que el gobierno de Felipe Calderón debe tener en cuenta, ya que las "ventajas de la industria" no deben ponerse por encima del "derecho a la alimentación de las personas" Elaborado por la Comisión de Pastoral Social de la CEM, el documento indica que "la dependencia alimentaria tiene efectos sociales muy graves en una sociedad tan desigual como la nuestra Por ello, el Estado mexicano tiene la obligación de garantizar el derecho humano a la alimentación y de proteger la producción nacional" Y, por último, convoca a "toda la sociedad mexicana" a apoyar a los campesinos en "todas las formas posibles", así como a realizar un "debate nacional" para que se asuman "políticas más incluyentes"

Comentarios