Prevén asesores que Calderón cederá a condiciones del Capitolio en la Iniciativa Mérida

martes, 15 de enero de 2008
Washington, 14 de enero (apro) - Por la difícil situación que vive México con la nacoviolencia, el presidente Felipe Calderón cederá a las condiciones que le imponga el Congreso federal estadunidense, entre ellos la aprobación de 500 millones de dólares para instrumentar la llamada Iniciativa Mérida, revelaron asesores legislativos estadunidenses Al principio, y durante las negociaciones con el gobierno de George W Bush, sobre la Iniciativa Mérida, varios funcionarios del gobierno de Calderón habían afirmado que no se aceptaría ningún condicionamiento del Congreso estadunidense al plan binacional de combate al narcotráfico "Eso no fue lo que nos expresaron los funcionarios mexicanos en nuestra visita a México Este es un plan que surgió del gobierno mexicano y que nos presentó a nosotros", afirmo Carl Meacham, asesor del Comité de Relaciones Exteriores del Senado y autor del reporte que circula en el Capitolio que lleva el titulo: "La Iniciativa Mérida: Armas, Drogas y Amigos" "El gobierno mexicano conoce el proceso que se le da una petición presupuestal el Congreso estadunidense y entiendo que ellos están conscientes que habrá enmiendas a la propuesta que en este caso entregó el presidente Bush", acotó Meacham Además, en el Capitolio se quejan de que la ausencia de información, la forma secreta como se negoció y el proceso político-electoral de Estados Unidos, hacen muy difícil vaticinar si el Congreso federal estadunidense aprobará en el corto plazo los 500 millones de dólares que solicitó la Casa Blanca para financiar la puesta en vigor de la llamada Iniciativa Mérida, en su primera fase de 12 meses de los 3 años que establece el compromiso bilateral de la guerra contra el narcotráfico "Es difícil hacer un pronóstico, hay muchas cosas que están retrasando el proceso de consideración del pedido y, además, creo que en el Congreso está también puesta la atención en las elecciones primarias internas para elegir al candidato presidencial demócrata y republicano", reconoció Meacham En un foro organizado por la agrupación no gubernamental Diálogo Interamericano para hablar precisamente del proceso que lleva la Iniciativa Mérida en Estados Unidos, Meacham y dos de sus colegas, Peter Quilter, asesor del Comité de Relaciones Internacionales de la Cámara de Representantes, y Jason Steinabum, del Subcomité de Asuntos del Hemisferio Occidental de la misma Cámara, básicamente presentaron un panorama muy pesimista respecto de las posibilidades de que el Capitolio libere con premura los fondos solicitados por la Casa Blanca Ante la realidad política de Estados Unidos y por el hecho de que Bush anexó el pedido de los 500 millones de dólares al del gasto suplementario de 90 mil millones para las operaciones militares en Afganistán e Irak, ninguno de los tres asesores legislativos se atrevió a hacer un pronóstico preciso sobre cuándo podría el Congreso estadunidense aprobar el dinero El panorama tan incierto que presentaron, incluso, abrió la interrogante sobre si podría ser este año la aprobación de los 500 millones de dólares Meacham y Quilter, quienes hicieron el viaje a México, indicaron que en el Congreso entiende perfectamente que hay necesidad de apoyar al país vecino en la guerra contra el narcotráfico, pero aclararon que el documento que les entregó la Casa Blanca, está plagado de "huecos" y dudas, que poco a poco les ha ido explicando el Departamento de Estado, que es la entidad del gobierno de Bush encargada de la Iniciativa Mérida Por la imprecisión que los legisladores le ven al documento que justifica el pedido de Bush, ahora éstos están hablando de la necesidad de imponer algunas condiciones al paquete de los 500 millones de dólares que serán entregados en equipo militar, sistemas de inteligencia, asesoramiento y capacitación "Estamos analizando el asunto de derechos humanos y creo que eso podría ser una de las enmiendas que se la haga", apuntó Quilter, quien expresó la preocupación que existe en el Capitolio de que los militares mexicanos usen el equipo solicitado, como los helicópteros para asuntos no relacionados con el combate al narcotráfico, sobre todo porque la Iniciativa tal y como la formularon el gobierno de Bush y la Casa Blanca, no establece ningún procedimiento de fiscalización En lo que sí hay consenso en el Congreso es en la necesidad de apoyar a México Nadie, ni demócratas ni republicanos, dudan que los legisladores aprobarán finalmente los 500 millones de dólares para arrancar la Iniciativa Mérida Lo que no saben es cuándo

Comentarios