Las acusaciones contra Rivera Carrera, un asunto "politizado", afirma jesuita

viernes, 25 de enero de 2008
México, D F, 24 de enero (apro)- El supuesto encubrimiento del cardenal Norberto Rivera Carrera a su sacerdote Nicolás Aguilar, acusado de abusar sexualmente a cerca de 100 menores de edad, fue más que nada un caso "politizado" en los medios de comunicación masiva, aseguró hoy el canonista jesuita Damián Astigueta En su conferencia con la que participó en el simpósium "Sanciones para algunos delitos imputables a clérgios", que concluyó hoy en la Universidad Pontificia de México (UPM), Astigueta dijo que el caso del cardenal Rivera "no ha sido llevado al tribunal eclesiástico correspondiente Ha sido un caso monopolizado sobre todo por los medios de comunicación, y por lo tanto politizado" Profesor de la Universidad Gregoriana de Roma, Astigueta fue el único de los conferencistas del simpósium que abordó más abiertamente las acusaciones contra el arzobispo primado de México, quien fue demandado ante la Corte Superior de Los Ángeles, California, por proteger al padre Nicolás El jesuita se declaró en contra de las indemnizaciones económicas a las víctimas de los curas pederastas, puesto que el dinero, dijo, no repara el daño, sino más bien la oración: "La mejor manera de reparar el daño es afrontar el dolor, la sospecha y la fragilidad, y darles un lugar en la oración y en la vida de la comunidad que sufre Sanará más heridas en la comunidad el poder hablar del tema con el pastor, que el rechazo radical al autor del hecho", afirmó Y aunque consideró improbable la curación de un problema patológico como es la pederastia, no por eso, dijo, se debe cobrar venganza contra el sacerdote enfermo: "Es evidente que, al momento de la reparación del daño, debe tenerse en cuenta el dolor de la víctima, el daño causado y el escándalo Sin embargo, la condena no debe transformarse en venganza", añadió Al preguntársele si la pederastia sacerdotal viene de una deficiencia en la formación de los sacerdotes, Astigueta dijo que "el problema no es solamente de formación; viene antes, desde la familia Generalmente, los problema afectivos están en la persona, porque son parte de un trauma previo a su etapa de formación" De ahí que, concluyó, deben investigarse los antecedentes familiares de quienes aspiran a la carrera sacerdotal, para así evitar el ingreso a los seminarios de personas con este tipo de desviaciones sexuales

Comentarios