Human Rights Watch exige justicia por matanza en Chiapas

sábado, 11 de octubre de 2008
MÉXICO, DF, 10 de octubre (apro) - La organización internacional de derechos humanos, Human Rights Watch (HRW), exhortó al gobierno de Chiapas a llevar a cabo una investigación exhaustiva, imparcial y transparente sobre la violencia derivada del desalojo en la zona arqueológica de Chinkultic, ubicada en la comunidad de Miguel Hidalgo, que dejó un saldo de seis campesinos muertos y 17 lesionados El pasado 3 de octubre, la policía estatal ingresó a la comunidad indígena con el propósito de desalojar a los residentes de una zona arqueológica vecina, quienes la ocupaban desde hacía más de un mes en reclamo de una participación en los ingresos generados ese centro turístico Como los miembros de la comunidad lograron impedir que avanzara la policía, las autoridades chiapanecas enviaron refuerzos y éstos arremetieron contra los indígenas HRW ha recibido denuncias creíbles que señalan que la policía ejecutó a cuatro hombres que no estaban armados y usó una fuerza excesiva durante el enfrentamiento "Es fundamental que se lleve a cabo una investigación independiente y exhaustiva para asegurar que los responsables de los asesinatos y otros abusos sean juzgados", señaló José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW En el fallido desalojo, unos 40 policías estatales y municipales irrumpieron en Miguel Hidalgo cerca de la medianoche y lanzaron gases lacrimógenos a los lugareños La comunidad reaccionó desarmando y deteniendo a los oficiales A las 5:30 pm, otros 300 oficiales invadieron la comunidad, utilizando armas y gases lacrimógenos, mientras algunos campesinos respondían con palos y piedras Agustín Alfaro Alfaro trasladaba a cuatro hombres heridos hasta el hospital cuando, según Eloisa Margarita Espinoza Morales, esposa de aquel y testigo del suceso, un retén de la policía lo obligó a detener su camioneta y comenzó a disparar Alfaro, herido por los disparos, detuvo el vehículo A continuación, los policías procedieron a ejecutarlo, al igual que a tres de los hombres heridos Presuntamente, dos hombres más murieron por heridas de armas de fuego durante el segundo embate policial Seis oficiales de policía han sido detenidos en relación con las ejecuciones Las autoridades mexicanas sostienen que los residentes de la comunidad estaban ocupando ilegalmente las tierras y que varios oficiales resultaron heridos durante el enfrentamiento "Aceptamos que el Estado tiene la obligación de juzgar a los miembros de la comunidad que hayan infringido la ley", manifestó Vivanco, "sin embargo, al cumplir con su deber de aplicar la ley, la policía debe respetar los derechos básicos de los ciudadanos consagrados en la Constitución mexicana y en el derecho internacional"

Comentarios