La recesión, ¿y a las mujeres, quién las ve?

viernes, 17 de octubre de 2008
MÉXICO, D F, 16 de octubre (aparo)- La caída de las bolsas, la negligencia, la corrupción, el afán de lucro y la avaricia de los grandes capitales globalizados han llegado al punto de la pesadilla financiera más cruenta y sólo semejante al crack de 1929, según dice la experticia Se califica como una gran y desquiciante pesadilla Los diarios de todo el mundo esperan un milagro; los gobiernos europeos se reunieron el domingo pasado en París, y George W Bush citó al G 7 Se trata de salvar a los grandes bancos Se cayeron en dominó todas las bolsas y se anuncia una recesión mundial La gente de la calle sólo sabe que suben los precios, pero no siente todavía el impacto que globalmente significará más desempleo, probable escasez, disminución del crédito y aumento de intereses, desde la pequeña cuenta de ahorros, hasta impuestos inesperados o una cadena de precariedades incontables Nuestros países, que ya se autodenominaban en proceso de desarrollo, volverán a la imagen de pobreza y exclusión social permanente ¿Y las mujeres? Ésas, éstas, nosotras que ya estamos en todo el tejido social, que luchamos denodadamente por derechos y presencia, aparecemos de nuevo como invisibles Eso me quedó claro esta semana, cuando en Cataluña, España, las Donas Periodistas iniciaron un proceso de incidencia, promoción y creación de una estrategia para que los asuntos de las mujeres aparezcan en los medios Ellas, echadas para adelante, como pocas, sentaron en una sala a los directivos de los principales diarios de Cataluña y a los medios públicos, televisión y radio, para hacerles sentir que la información que difunden, no sólo oculta a las mujeres, sino que es sexista y, con frecuencia, impropia, a veces escandalosa; que esa prensa no ve, no atina a mirar que las mujeres estamos en el mundo de lo público, como nunca antes en 5 mil años de historia Que las mujeres producen, trabajan, contribuyen con su actuar a la democracia que exige esta hora de la historia Valientes las Donas Periodistas, integrantes de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género, iniciaron un diálogo paralelo con periodistas y organizaciones sociales no gubernamentales e instituciones que en Cataluña están por la igualdad y el cambio de las relaciones entre hombres y mujeres Espectacular que por primera vez, después de ese ejercicio de acercamiento en Barcelona, Tarragona, Girona y Lérida, en alianza con el Instituto de la Mujer de Cataluña, consiguieron hablar cara a cara con funcionarios de alto nivel de El Periódico, La Vanguardia, TV3, Radio Ser, Punto y Aviu, lo cual no hemos conseguido en países como México, en que la casa que hace posible esta agencia de noticias, inició acciones inductivas para informar sobre lo que sucede a las mujeres hace 20 años Algunos de los funcionarios de medios se preguntaban ¿Cómo informar de la condición femenina, cuando la economía mundial se cae a pedazos?; ¿cómo hablar de derechos, tener un lenguaje no sexista, modificar su mirada? ¿Cómo? Esa pregunta que no admite corregir, cambiar, alterar la rutina noticiosa, es precisamente la pregunta ¿No se han dado cuenta? Pregunto yo, que el crack económico aumentará las jornadas laborales de mujeres/trabajadoras/amas de casa, que ahí donde escasea el agua, donde será difícil acceder a los bienes materiales y simbólicos, las mujeres se enfrentarán a duras realidades; que en sus sucios negocios de trata, prostitución y tráfico las mujeres son las principales víctimas de sus modos financieros Los ojos de los medios no miran a las mujeres No pueden darse cuenta de la forma diferenciada cómo esta crisis, coordinada, llevada a cabo, sostenida por un modo de ver la vida, que llamamos patriarcado, nos lleva en su bolsa de desgracias, y que somos distintas y más de la mitad de la población ¿Es tan difícil entender eso? Y es por ello que no somos noticia ¿No pueden mirar? Si nos hacemos esas preguntas, es porque sabemos que los medios refuerzan la discriminación femenina y, paradójicamente, podrían ser los heraldos de una reflexión incluyente y democrática Hacerlo de otra manera es posible En Cataluña, con la presencia de un puñado de periodistas latinoamericanas que han puesto en escena nuevos caminos, como los de Cimacnoticias, Semlac, Artemisa, y Caracolas de Oaxaca, asistentes para hablar de sus experiencias y compartir el modo cómo hemos avanzada, ha sucedido un principio Veremos si esta terrible crisis, donde se perderá la estabilidad económica, y donde las mujeres perdemos más, nos deja continuar el diálogo y amanecer un día, con un titular de primera plana que nos haga justicia, a las mujeres, más de la mitad de la población mundial Esperemos Comentarios: saralovera@yahoocommx

Comentarios