Control Total: pesadilla cibernética

jueves, 2 de octubre de 2008
MÉXICO, DF, 1 de octubre (apro) - El cine hollywoodense podrá tener muchos defectos pero hay que reconocer que posee un gran sentido de la oportunidad: suele hacer buenas lecturas de la sociedad estadunidense, de tal forma que, por momentos, nos hace pensar que es una entidad de vanguardia ¿Por qué lo digo? Porque Control total (Eagle Eye, EU-2008), producida por Steven Spielberg y dirigida por DJ Caruso, se cuelga del sentimiento anti-Bush para construir su premisa, ese sentimiento que ayuda a exponer al gobierno de Estados Unidos como una entidad falible, capaz de trascender los límites permitidos sin nadie que pueda juzgarla, ese sentimiento que aborrece y resiente la restricción de libertades en aras de la seguridad Control total nos presenta a dos víctimas: por un lado a Jerry Shaw (Shia Le Beauf), un sujeto fracasado, empleado de una tienda de fotocopias, cuyo brillante hermano acaba de morir de forma inesperada Y por el otro a Rachel Holloman (Michelle Monaghan), una madre soltera luchona y amorosa El destino de estos dos personajes se une de manera fatídica gracias a una llamada telefónica que los involucra en un atentado: una voz femenina amenaza a Rachel con quitarle la vida a su hijo, mientras que Jerry ha sido involucrado en una conspiración terrorista; a ambos no les queda de otra más que colaborar con la voz al otro lado del celular Lo interesante del asunto es que la chica que les da órdenes parece vigilarlos constantemente, de manera que es capaz de anticipar todos sus movimientos y de hackear cualquier sistema posible para burlar a la policía Los recursos tecnológicos se encuentran en las manos equivocadas Rachel y Jerry son peones en un sistema que va más allá del individuo Participan en este juego un agente del FBI, Thomas Morgan (Billy Bob Thornton) y un integrante de la fuerza aérea, Zoe Pérez (Rosario Dawson); ambos deberán encontrar la conexión entre las acciones de Rachel y Jerry con la muerte del hermano de este último El ritmo de la cinta es bastante bueno, el suspenso se mantiene todo el tiempo y las intenciones de la chica del teléfono se descubren casi hasta el final, en donde se nos brinda un discurso facilón que reivindica el derecho a la libertad, el cual se ha visto amenazado gracias a los sucesos terroristas del 9/11 Ahora está de moda criticar las acciones del gobierno con respecto al terrorismo, pero al comienzo de la guerra con Irak, los que se atrevían a criticar al presidente eran prácticamente linchados Control total funciona como un producto de entretenimiento rentable (al igual que las actuaciones), con todo y la ausencia de verosimilitud y su discurso moralista y patriótico

Comentarios