Persisten tendencias autoritarias, alerta Granados Chapa

miércoles, 8 de octubre de 2008
MÉXICO, D F, 7 de octubre (apro)- El periodista Miguel Ángel Granados Chapa advirtió que en el México actual aún pernean tendencias al autoritarismo practicadas tanto por autoridades federales como estatales, contra quienes reclaman sus derechos o hacia los opositores al régimen Al recibir la medalla Belisario Domínguez 2008 por parte del Senado de la República y teniendo entre sus testigos de honor al presidente Felipe Calderón y al presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Guillermo Ortiz Mayagoitia, el columnista hizo un llamado para establecer un mecanismo que impida o condene la desaparición forzada de personas "(?) Las autoridades federales o locales las levantaron como si fueran los captores delincuentes; es decir, los detuvieron, pero no los sometieron a juicio como deben proceder de acuerdo con la ley, y acaso los privaron de la vida como lo hacen los matones profesionales", puntualizó Para el periodista galardonado, ya existe una legislación vigente que podría castigar este tipo de hechos; sin embargo, dijo, ésta se podría mejorar con instrumentos internacionales suscritos por México "Una legislación que haga del Estado el cumplidor de la ley, y no su infractor en perjuicio de las personas, sería admirablemente completada por una Ley de Amnistía que haga salir de las cárceles a presos políticos que hoy mismo, como en los peores tiempos del autoritarismo, padecen prisión injusta", agregó Durante la sesión solemne en el Senado, la legisladora del PT, Rosario Robles colocó sobre su escaño un pequeño cartel con la imagen de Andrés Manuel López Obrador "Presidente Legítimo", podía leerse en la parte baja Felipe Calderón, con el rostro adusto, permaneció siempre con la mirada al centro del recinto Nunca volteó hacia su lado izquierdo, en donde se ubica la bancada perredista y la tribuna a la que subían los oradores Sus aplausos eran cortos, apenas chocando la punta de los dedos de una mano contra la palma de la otra Ante los legisladores de todos los partidos políticos con registro oficial y arropado por una veintena de invitados especiales, entre quienes se encontraban otros periodistas y familiares, Granados Chapa calificó de "indispensable" restaurar las bases de la convivencia y del acuerdo ante el gran cúmulo de vicisitudes por las que está pasando México "Una sociedad diversa no puede ser homogeneizada sino por la fuerza La unidad impuesta lleva implícito el riesgo de la unanimidad, del pensamiento único Por ello necesitamos identificar propósitos comunes impulsados desde la diferencia; necesitamos saber y obrar en consecuencia que los distintos, los otros no son por ello peligrosos; necesitamos saber que no son enemigos sino, acaso, adversarios", enfatizó Granados Chapa tejió su discurso en medio de un absoluto silencio apenas roto por gritos de: "¡Es un honor estar con Obrador!" y "¡Viva López Obrador!" lanzados por la periodista Adriana Fernández La conductora del IMER y de radio UNAM era una de las invitadas especiales del columnista galardonado "El poder del dinero y el poder criminal de las armas ?continuó Granados Chapa-- sustraen ya con marcas crecientes de la vida en común al imperio de la ley y la capacidad rectora del Estado El ímpetu feroz de la delincuencia organizada parece no reconocer límites; los rompe todos; sorprende cada día con su ubicuidad y sus desplantes osados y crueles" El columnista de Proceso y Reforma ?entre otros medios de comunicación-- se refirió también al tema de las reformas en materia de seguridad pública y petrolera Dijo que "movimiento social semejante se había manifestado hoy mismo y se expresará también más adelante en torno de la reforma petrolera que necesita nuestro país" Desde su perspectiva, si no hubiese sido por la movilización ciudadana, en ambos casos, se hubieran planteado cambios de fondo ante el Congreso de la Unión "De no ser por la vitalidad, por la viveza de los ciudadanos en acción ?puntualizó--, podría ocurrir que no se emprendieran las mutaciones legales que propicien un más eficaz combate a las varias formas de delincuencia, el terrorismo incluido que nos agobian y amenazan "La calidad del proceso legislativo en curso sería otra, de no haberlo precedido el amplio debate nacional sobre un tema que, como pocos, no puede ser abordado sin la presencia de la sociedad Ese debate social, una de cuyas porciones principales fue albergada por ésta Cámara, resultó de una feliz combinación de rasgos de nuestra República, la fortaleza del Poder Legislativo y el ejercicio de las libertades públicas, las que permiten a la gente reunirse y manifestar su parecer sobre los graves asuntos que conciernen a sus intereses y sus convicciones que, hoy, juntos legisladores y la gente digan lo que hay que hacer para poner al día, en estricto apego a la Constitución la industria petrolera nacional", añadió Granados Chapa dijo entender la entrega de la medalla Belisario Domínguez como un reconocimiento a la tarea de informar y de suscitar opiniones, un reconocimiento al periodismo en general y, en particular, al que se ha afanado por promover y dar cuenta del cambio democrático "El periodismo que sin falsa objetividad se propone contribuir en comunión con sus lectores y oyentes, a la construcción de una sociedad fundada en la equidad y la justicia, una sociedad donde como humildemente quiso Morelos, queden moderadas la opulencia y la miseria", señaló Durante la ceremonia, Calderón permaneció entre el presidente de la mesa directiva, Gustavo Madero, y Granados Chapa Cuando llegó el momento de colgarle la medalla al periodista, el mandatario no se movió Permaneció algunos segundos en su sitio, desconcertado, hasta que finalmente se percató que la distinción sería entregada por el legislador y no por él Entonces, dio un par de pasos hacia atrás para dejar pasar al líder del Senado Al inicio de su discurso, Granados Chapa se refirió a Calderón como "ciudadano Presidente de la República" Cuando recibió su saludo y luego la felicitación, lo hizo estrechándole la mano, mirándolo a los ojos "Gracias", le dijo el columnista El trato respetuoso de Granados Chapa hacia el inquilino de Los Pinos, no implicó que lanzara sus críticas, sin estridencias Hacia el final de su discurso, por ejemplo, señaló que no se requiere vocación de Casandra para avizorar un futuro preñado de vicisitudes lesivas de la convivencia, porque el pasado reciente y el presente las han incubado "No se requiere tampoco padecer un ánimo infectado de pesimismo para advertir que día con día crecen las adversidades y aún surgen otras más entorno nuestro, desde el seno mismo de la sociedad, pero también sin que nos ciegue el optimismo, un optimismo que fuera trágicamente irreal como bautizó en que en sus días intentaba prevalecer don Daniel Cosío Villegas, percibimos que la energía social de los mexicanos es capaz de enfrentar esas adversidades con fortuna, sobre todo si utiliza nuevos instrumentos o de modo diferente emplea aquellos de que la República se dotó desde la hora de su fundación", concluyó

Comentarios