Violencia Institucional

miércoles, 5 de noviembre de 2008
MEXICO, D F, 3 de noviembre (apro-cimac)- La violencia institucional es considerada una las prácticas más graves, debido al ejercicio de la impunidad por parte del Estado, que es "todo uso arbitrario o ilegítimo de la fuerza ejercido o permitido por la fuerza pública, es una forma de ejercicio del poder mediante el empleo de la fuerza física, psicológica, política o económica expresando la existencia de un ?arriba? y un ?abajo?", indica el estudio "Violencia institucional y violencia social", realizado por el doctor Elías Dobry, en 2004 La violencia institucional representa sucesivos quiebres del orden constitucional; reiteradas y graves violaciones a los derechos humanos; genocidio; pérdida de representatividad de los poderes del Estado y de confianza en la opinión pública; imposición de los modelos neoliberales contrarios al interés nacional; elevados niveles de corrupción e impunidad De igual forma, según el estudio de Dobry, expresa especulación financiera y destrucción del aparato productivo: criminalización de la pobreza, de la protesta social; escepticismo con pérdida de credibilidad en los poderes del Estado y sus valores éticos-morales La violencia institucional es considerada "la más grave", pues su viabilidad se debe a la impunidad "La forma en la que se materializa este tipo de violencia es la discriminación que se da tras los actos omisos de algunos servidores públicos, la dilación en la atención de la violencia hacia las mujeres y la obstaculización de la verdad histórica en los casos de feminicidio hacen inaccesible la procuración de justicia, atentando así contra los derechos humanos de las mujeres", refiere en su página web la Agencia Periodística de Información Alternativa (APIA), en un pronunciamiento realizado por Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) mexicanas Por su parte, la Red ANDI América Latina expresa que el concepto de violencia institucional es amplio y contempla distintos ámbitos en lo público, desde el sector salud hasta las dependencias de seguridad pública Sin embargo, entre todas las formas de violencia, la que ejercen las policías en muchos países de América Latina, que incluye agresiones físicas, verbales, psicológicas y sexuales en contra de mujeres, niñas, niños, adolescentes y jóvenes, tiene ciertas particularidades La violencia institucional se comete en la clandestinidad y con prácticas de encubrimiento Sería invisible si no es por las denuncias de las víctimas, de sus familiares o por el accionar de las organizaciones sociales, afirma la Red Este tipo de violencia es practicada por agentes del Estado en función del control social Es, además, uno de los ámbitos en los que operan con más fuerza ciertas representaciones sociales, sobre quienes son pobres o forman parte de la protesta social, factores vinculados por las policías con el delito La brutalidad policíaca forma parte de la violencia institucional, que se traduce en aplicación frecuente por parte de las fuerzas de seguridad, torturas, ejecuciones extrajudiciales y varias otras formas de violencia desplegadas por éstas, y promovida, facilitada, o al menos, no perseguida adecuadamente por el Estado

Comentarios